Honda SH300i Scoopy

Honda SH300i Scoopy: El líder metropolitano se renueva

7 votos

ver galeríaHonda SH300i Scoopy

Esta es la primera revisión que recibe el Scoopy 300 desde que salió al mercado hace ya cinco años. Y no se trata de un lavado de cara. Estamos hablando de una revisión con detenimiento de la parte ciclo y en menor medida, del motor. También en la estética, para adaptar la carrocería a las nuevas tendencias de líneas rectas y aristas angulosas. Pero como puedes apreciar en las imágenes, sigue sin perder su genuina y característica estampa. Una imagen que ha pasado a formar parte del paisaje urbano de muchas de nuestras ciudades.
El Scoopy 300 sigue siendo el líder destacadísimo del segmento de los scooters grandes con llanta 16. Un vehículo ideal para moverse por ciudad y también, para llegar a ella por autopista o vías rápidas; una situación en la que las 125 se quedan justas por prestaciones.
La rueda "grande", además del importante plus de seguridad y estabilidad, permite acercar el diseño del chasis a los parámetros de una moto convencional situando al conductor, en una posición mucho más activa. Distinta a la de los scooters grandes de rueda pequeña, que con un diseño pensado en aprovechar al máximo el espacio interior, acaban colocando las piernas en una posición adelantada y estirada; tipo sofá. Es otro concepto y estilo de conducción.
.

PVP:
Honda SH300i Sport-TopBox 4.999 €
Honda SH300i ABS Sport-TopBox 5.549 €

Prueba

ver galeríaHonda SH300i Scoopy

La rueda "grande", además del importante plus de seguridad y estabilidad, permite acercar el diseño del chasis a los parámetros de una moto convencional situando al conductor, en una posición mucho más activa. Distinta a la de los scooters grandes de rueda pequeña, que con un diseño pensado en aprovechar al máximo el espacio interior, acaban colocando las piernas en una posición adelantada y estirada; tipo sofá. Es otro concepto y estilo de conducción.

Por la ciudad

ver galeríaHonda SH300i Scoopy

Nada más subirte, la sensación que percibes es de amabilidad. La posición de conducción te sitúa relativamente cerca del manillar en una postura erguida, cómoda y de control; casi de "ataque". Los mandos están en su sitio y la amplia y plana plataforma sobre la que descansan los pies, acaban poniendo la guinda a la comodidad. En los atascos, la poca altura del asiento (785 mm), el amplio ángulo de giro y su relativo poco peso, transmiten tal sensación de agilidad y maniobrabilidad que llegas a olvidarte de que llevas el Scoopy "grande". Acabas zigzagueando por entre los coches parados sin más límite que el de tu sentido común.
La aceleración desde parado es contundente, pero su baja rumorosidad y el suave tacto general no te "informan" de la facilidad con la que adquieres velocidad y acabas yendo mucho más rápido de lo que pensabas, aunque en ningún momento te sentirás desbordado. Los frenos están a la altura de las circunstancias. El sistema de frenado combinado, esta vez hidráulico, se convierte en un aliado para los conductores noveles al repartir la frenada entre ambos ejes con sólo accionar el freno trasero. Los más expertos, no tardarán en adaptarse a su singular pero previsible respuesta. La moto probada montaba ABS, que es opcional. Un accesorio del todo recomendable. Sobre todo, si piensas circular intensivamente por ciudad dónde los imprevistos con el suelo mojado, están a la orden del día. He tenido la oportunidad de probar el sistema bajo la lluvia, últimamente no hay moto de prueba con la que no acabe mojado, y la combinación del CBS hidráulico con el ABS, me ha parecido una medida de seguridad a destacar.

Llegando a ella

ver galeríaHonda SH300i Scoopy

En autopista te sorprende la sensación de poderío acelerando por encima de los 80 Km/h. Sin duda, la potencia y la buena sincronización del variador, que va poniendo en juego el desarrollo justo en cada momento, permiten llegar hasta los 140 hm/h tanto o más rápido que cualquiera de los coches que están a tu alrededor. Después, más lentamente, sigue estirando hasta acercarse a los 155 km/h de marcador. Por motor, no tendrás problemas para moverte cómodamente por autovías y circunvalaciones metropolitanas. La estabilidad por encima de los 120 km/h es intachable. Sólo se echa de menos la protección aerodinámica. Por carretera no te aburrirás. En este scooter, hay frenos, hay aceleración y hay estabilidad. Aquí la llanta 16" y el buen trabajo en la parte ciclo, marcan la diferencia con los de rueda pequeña. Si se te "calienta" la mano, deberás estar atento al caballete. Rozara con el asfalto mucho antes de llegar a poner en apuros al resto del conjunto. El asiento es cómodo. El pasajero, subido en el escalón de "arriba" y apoyando los pies en las plataformas plegables, no se quejará. Según nuestros cálculos, el consumo combinado ronda los 3,9 litros a los 100 km.

El chasis y el motor

ver galeríaHonda SH300i Scoopy

Las modificaciones en el apartado ciclo han incidido sobre la práctica totalidad de sus elementos. El chasis de tubo de acero en forma de "U", ha sido reforzado en varios de sus puntos. El eje de la rueda delantera ha aumentado su diámetro con el fin de incrementar la rigidez de la dirección. La distancia entre ejes también ha crecido en dos milímetros para beneficiar el aplomo en línea recta. En esa misma dirección se han revisado los tarados de la horquilla y de los amortiguadores. Así mismo, se ha sustituido el neumático trasero diagonal por uno de carcasa más rígida de tipo radial. Con esta medida, se busca reducir la temperatura de trabajo y las flexiones con carga (pasajero), evitando que el neumático tenga responsabilidades en la flotación a alta velocidad. Ahora la goma deberá durar algo más. El peso se ha reducido en dos kilos. Los datos oficiales hablan de 167 kg. en orden de marcha.
El motor, de cárter seco, refrigerado por agua y cuatro válvulas movidas por un solo árbol de levas en cabeza, sigue sin cambios en sus elementos mecánicos. Aunque han trabajado sobre el "mapeado" de la inyección "engordando" la curva de par motor para mejorar los valores de aceleración. También sobre la curva del encendido para que estire un poco más. Ahora la potencia máxima, cuyo valor sigue inalterado, llega sobre las 8.500 rpm. Unas 250 vueltas más arriba. Ahí debe estar la explicación a ese ligero aumento de velocidad punta a la que hacen referencia los responsables de la marca.

Por fuera

ver galeríaHonda SH300i Scoopy

Estéticamente la carrocería recibe un aire más actual intercalando plásticos y molduras. Destaca el frontal con sus nuevos grupos ópticos y el nuevo diseño del asiento con un exclusivo tapizado. Las llantas mantienen las medidas de talón, pero son de nueva factura. También se ha renovado el cuadro de instrumentos que incluye: reloj horario, dos contadores parciales, indicador de gasolina, de temperatura de agua, todos los testigos de rigor y un siempre valioso indicador para avisarnos del cambio del aceite de motor. Es el único Scoopy que monta botón de pare. De serie incorpora el antirrobo HISS que sólo permite arrancar la moto cuando el sistema reconoce el chip insertado en la llave.

Un detalle interesante

En la pequeña guantera, han incorporado una toma de corriente continua. Podrás dejar en su interior las llaves del parking y poca cosa más. La tapa no dispone de cierre. Una incitación para curiosos y amigos de lo ajeno. Me la encontré abierta... Por suerte no había dejado nada en su interior. Honda incorpora, sin sobre coste, un cofre trasero a juego con la carrocería como compensación al hecho de no poder guardar el casco bajo el asiento. En cualquier caso, la plataforma plana es una opción a tener en cuenta como espacio de carga. Un práctico gancho te ayudará a sujetar pequeñas bolsas de la compra, el bolso o lo que sea menester. En cuanto a los accesorios, Honda ofrece un discreto parabrisas transparente fabricado en policarbonato con protectores independientes para las manos. Los más frioleros, podrán montar puños calefactados con regulación térmica.

7 votos