publicidad

Honda CBR 600 F

Honda CBR 600 F: Todo lo bueno, vuelve

David Remón Paracuellos

ver galeríaHonda CBR 600 FHonda CBR 600 F

La evolución se puede volver contra uno si se descontrola... Algo así es lo que le sucedió a Honda cuando decidió dejar de fabricar una de las motos más equilibradas, fáciles de conducir y con más victorias del panorama internacional en la categoría de supersport. Y es que la CBR600 F ha vuelto y de qué manera.
Desde que apareció en el '87 este modelo se convirtió en una de sus leyendas, ya no sólo por la cantidad de modelos vendidos en todo el mundo, sino también por ser un modelo laureado en el mundo de la competición. La CBR600 F en su tiempo de vida fue obteniendo mejoras derivadas directamente del mundo de la competición, creando aquella moto perfecta para todo usuario por mostrarse tan útil por carretera como excitante en pista. La demanda del mercado por tener una moto aun más deportiva, una moto que dejase el concepto F por uno R, consiguió que en 2001 los seguidores de Honda obtuviesen la CBR600 F Sport, centrada más en cambio estético que propiamente técnico porque la base era prácticamente la misma. Hasta que por fin apareció en 2003 la tan esperada CBR600 RR, una máquina con genes de circuito derivada del estudio y experiencia de la firma del ala dorada en el Campeonato del Mundo de Moto GP y que empezó su andadura compartiendo catálogo con la CBR600 F. Pero la demanda del mercado cambió y la locura por las versiones réplicas dejó a esa fantástica versión de supersport olvidada. La CBR 600 F era una moto repleta de tecnología que había incorporado lo mejor de dos mundos a lo largo de su trayectoria, como demostraba su chasis de aluminio o la inyección electrónica, pero que precisamente por eso la habían dejado posicionada en un precio elevado para un usuario que no se planteaba entrar a un circuito ni por asomo.
Así después de toda la experiencia de Honda en el mundo de la competición y en la creación del concepto F donde se unen la tecnología y la facilidad de uso, vuelve la CBR600 F de 2011 para cubrir esa necesidad no sólo de su catálogo, sino también del mismo mercado. Se busca así una moto de peso medio, de diseño deportivo pero con de funcionamiento y ergonomía que en nada se parece a una deportiva diseñada para circuito.


PVP:
HONDA CBR 600 F 9.199 €
HONDA CBR 600 F 9.799 €


Prueba

ver galeríaHonda CBR 600 FHonda CBR 600 F

Honda ha tenido muy claro desde el principio que la nueva CBR600 F tenía que recuperar y potenciar al máximo el concepto F. Esta nueva CBR ya no milita con las deportivas de la categoría de supersport, lo hace con motos que poco o nada tienen que ver con ella a nivel de concepto. Honda ha buscado que fuese manejable y fácil de conducir, con lo que el factor peso es muy determinante en este sentido como demuestran sus 206 kilos (211 para la versión CBS-ABS). Aun sin luchar con todas las poderosas motos de circuito, se le ha aplicado la tecnología que deriva de ellas, como es el motor de la CBR600 RR de 2007, un cuatro cilindros ultra compacto para conseguir una perfecta centralización de masas, que entrega unos llenos 102 CV a 12.000 rpm. A él está cogido un chasis en aluminio ya conocido por equiparlo tanto la CB600 F (Hornet) como la CB1000. Bautizado como Mono-backbone destaca por hacer todo el conjunto no más ancho que el mismo propulsor. En la parte ciclo sorprende la horquilla invertida que al igual que el amortiguador trasero están calibrados de una manera más confortable que su hermana RR. Tanto la horquilla como el monoamortiguador se ajustan en extensión de hidráulico y en precarga de muelle. Los genes de la competición se aprecian en el basculante trasero en aluminio, puesto que es largo para ganar en estabilidad en una de las motos más cortas del mercado con esos 1.437 mm. de distancia entre ejes, así la manejabilidad está más que asegurada. En esta sección quizás lo que más echemos en falta es un juego de bieletas como en la CBR250 R para garantizar más progresividad al tren trasero... En los frenos poco cabe decir de lo que aporta esta Honda. Dos discos semiflotantes de 296 mm. delante y de 240 mm. detrás, con pinzas de dos pistones o de tres si optamos por el sistema integral CBS en combinación del ABS; es la mejor forma de rodar seguro en tráfico abierto. Para finalizar y para acabar de rizar el rizo, esta CBR aporta unas medidas de neumáticos donde podrán instalarse desde gomas más ruteras hasta las más deportivas, todo en función de lo que busques en ella. Así pues estamos hablando de unos medidas de 120/70x17 y 180/55x17 delante y detrás respectivamente.

Los tiempos cambian...

ver galeríaHonda CBR 600 FHonda CBR 600 F

Pero las necesidades no tanto. Es por eso que esta CBR600 F encaja mejor que nunca con las nuevas normas de tráfico. Con tanta limitación de velocidad máxima en todas las vías y con unas carreteras que no están todo lo bien que quisiéramos, esta nueva Honda va a cautivar a muchos. De entrada el diseño es muy atractivo por su agresividad, pero nada más lejos de la realidad cuando te subes a ella. Los semimanillares se encuentran anclados justo por encima de la tija superior, por lo que la posición se encuentra a medio camino entre una turista y una deportiva extrema. El mullido del asiento es confortable, lo mismo que el del pasajero, aunque este en sacrificio por el bello diseño de su parte posterior, tendrá que buscar los agarraderos por debajo de las tapas laterales. El asiento con sus 800 mm. tiene la medida esperada en una moto de sus características mientras que los estribos están más altos respecto a su competencia más directa en base a que es una moto más deportiva. Las levas de embrague y frenos son calibrables y el cuadro de mandos sorprende porque es completamente digital. Tiene mucha información pero es algo pequeña y dificultosa de leer, recordando a aquella VTR SP1/SP2 donde el cuentarrevoluciones de barras digitales era excesivamente pequeño para rodar en circuito. En esta moto quizás no rodemos nunca en pista, pero depende como incida la luz sobre el panel o que lluvia que nos acompañó durante la prueba nos los moje, es suficiente para no verlos bien.

La lluvia, nuestra compañera

ver galeríaHonda CBR 600 FHonda CBR 600 F

En los días que estuvimos por tierras andaluzas no vimos ni un solo momento los rayos de sol... Nos llovió todo el tiempo así que la toma de contacto no fue todo lo intensa que quisimos. En estas condiciones testeas más el agarre de los neumáticos y el funcionamiento de los frenos que propiamente las prestaciones de bastidor y potencia motor. Nuestras unidades de pruebas iban equipadas con el sistema opcional CBS-ABS. En días así se agradece y de qué manera, puesto que la tranquilidad con la que puedes rodar es absoluta: más que recomendable si ruedas siempre independientemente del tiempo que haga o si eres poco experimentado en conducción de moto.
Lo primero que confirmas es que la posición no es sacrificada. Tiene ese talante sport que no tiene una Hornet pero en cambio no carga ni cuello ni muñecas. La protección aerodinámica es la esperada, con nula protección para las manos pero buena en pecho y parte del casco. En estas condiciones rodar fuerte fue imposible, así que disfrutamos como nunca de las bondades de un motor, que se muestra muy agradable por suavidad y respuesta, aceptando de buena manera trabajar a medio y bajo régimen si no pretendes realizar fulgurantes aceleraciones. En carretera es muy fácil rodar siempre con la misma marcha por la buena respuesta a medio régimen y más con las limitaciones tan exageradas que se están marcando por motivos de la "archifamosa" crisis mundial... El tacto de los frenos es perfecto y el mordiente recuerda al de las deportivas de hace unos años cuando las pinzas de anclaje radial eran sólo para las motos de carreras que veíamos por televisión. En estas condiciones testeamos el ABS en más de una ocasión y la rapidez del sistema brinda la sensación y seguridad de la gama Honda: simplemente perfecto.

Valoración Final

ver galeríaHonda CBR 600 FHonda CBR 600 F

Qué duda cabe que la primera impresión fue muy positiva, pero también que nos quedamos con las ganas de disfrutar de las bondades de una moto que en lo poco que pudimos rodar con ella nos pareció, fácil, divertida y segura (con el CBS-ABS). Nos encantará ponerla a en condiciones más óptimas en todos los medios, incluso en circuito, porque después de haber rodado en pista con una Hornet y pasarlo muy bien, a buen seguro que con esta CBR600 F la cosa aun irá a más. Quizás si vamos a buscar tiempos, las suspensiones limitarán el rendimiento de esta buena moto, pero entonces confirmará que ya nos estamos equivocando de valoración porque no se ha diseñado exclusivamente para estos menesteres. Nosotros estamos encantados con su llegada, porque las motos "humanas" consiguen fidelizar esta pasión que es la motocicleta. La CBR600 F ha renacido en un momento delicado para el sector de las dos ruedas, pero está claro que argumentos no le faltan para ser una de las peso medio más anheladas para cualquier aficionado que con la moto quiera hacer de todo. Por eso Honda ha creado la amplia gama de accesorios que van desde poner a punto la moto para viajar hasta adornarla con las fibras símil carbono.

LA ENTREVISTA

ver galeríaHonda CBR 600 F

Verelio Aiello (Designer CBR600 F)
Este calabrés afincado en Roma desde donde trabaja en el estudio de Honda, es un apasionado de la motocicleta y de su trabajo. Hablar con él fue un placer no sólo por hacerlo del producto que diseñó, sino porque además es uno de esos creativos que tanto valora las formas de hoy como las del pasado.

-¿Es el primer diseño que has hecho para Honda?
- "No es el primero. Soy el responsable también del diseño de la SH 125/150 de 2009 y trabajé en el diseño de la CB1000, concretamente centré mi trabajo en la parte frontal del faro."
-¿Qué piensas de la colaboración en el diseño de japoneses con europeos? ¿Mejoran sus ventas con esa estrategia?
-"La colaboración entre ambas culturas no se limitan a trabajos de hace poco. Llevamos muchos años colaborando para conseguir que el público europeo se sienta más identificado con lo que compra. Aquí en Roma nuestro estudio no sólo trabaja para la fábrica de Atessa. Somos cuatro diseñadores que trabajamos para Honda Japón. Tan sólo el mercado USA y el sudamericano tienen sus centros propios porque sus gustos son muy diferentes a los europeos y asiáticos."
-¿Quien marca la línea a seguir en un diseño, el ingeniero o el diseñador?
-"En el caso de esta CBR fueron desde Japón los que marcaron las directrices a seguir, es decir, nos pusieron sobre la mesa los componentes que se iban a emplear para ella: parte ciclo y mecánica. El diseño se definió completamente aquí y sólo me marcaron que tuviese una óptica en vez de dos para diferenciarla de su hermana RR."
¿Es verdad que te inspiró una serpiente atacando para definir su perfil?
-"Buscaba una línea agresiva y pensé que esa imagen podría ayudar. ¿A ti te ha gustado su frontal?"
- A mi sí, lo mismo que la parte trasera.
-"Pues es la misma que la de la nueva Hornet..."


publicidad