Scooters 125 de rueda grande para todos

Scooters 125 de rueda grande: Presupuestos para todos

Jose María Marfil

10 votos

Los más vendidosver galeríaScooters 125 de rueda grande para todosFotos: María Pujol

¿Sabéis cuál fue el modelo de dos ruedas más vendido en 2016? Os lo digo: El Kymco Agility City 125 ¿Y el segundo? El Honda SH 125i. El cuarto fue el SYM Symphony 125 S y el sexto el Peugeot Tweet 125. Todos ellos con un factor común: ser scooteres con la llanta delantera 16’, “rueda grande” en el argot. No siempre fue así. Desde 2009 los “rueda pequeña” léase Super Dink, Burgman o PCX, se fueron alternando el liderazgo hasta que en 2015, el Agility cambió la escena.

Un cambio de tendencia que, posiblemente, se deba al esfuerzo de los fabricantes por mejorar su capacidad de carga. Hasta no hace mucho era difícil encontrar un “rueda grande” capaz de guardar un casco bajo el asiento -algo habitual en los “rueda pequeña”-. Resuelto, o casi, el asunto de la carga, han sacado a relucir ese innegable plus de seguridad que les confiere una rueda delantera más grande.

Un mayor diámetro mejora la estabilidad direccional y los acerca estructuralmente a la posición de conducción tipo “moto”, eso es: con el cuerpo más erguido (mayor control sobre el manillar) y adelantado (más estabilidad al cargar peso sobre la rueda delantera).ver galeríaScooters 125 de rueda grande para todos

El comparativo de hoy es importante. Cuanto menos por estar presentes los vehículos más despachados en las tiendas durante 2016. Falta el SYM Symphony. Lo convocamos. Pero problemas logísticos y de agenda le impidieron acudir a la cita. Una lástima.

Los protagonistas

Antes de todo os los presentaremos. Y lo haremos por orden de aparición en el ranking de ventas.

El Kymco es un scooter aparente. Con volumen. Estéticamente destaca por sus líneas marcadamente rectas y angulosas. Está refrigerado por aire. Dispone de inyección electrónica. No cabe un casco integral bajo el asiento pero incorpora –de serie- un baúl trasero para solucionarlo. Según vosotros, los que ponéis el dinero, es el que presenta el mejor equilibrio entre precio/prestaciones.ver galeríaScooters 125 de rueda grande para todos

Le sigue el Honda SH 125i, el Scoopy de toda la vida. Equipa una eficiente y sofisticada plataforma motriz con Star&Stop, refrigeración líquida, inyección e infinidad de recursos técnicos para reducir las fricciones, ofreciendo una relación rendimiento/consumo espectacular. Es bonito. Está bien acabado y mejor equipado (full LED delante, llave de proximidad, etc.). Cabe un casco integral bajo el asiento y, opcionalmente, monta ABS. Es el más caro.

En ausencia del SYM, encontramos al Peugeot Tweet. Hoy probamos la versión 125i ya adaptada a la normativa Euro 4. Es un scooter sencillo, ligero, compacto y bien resuelto.El Medley es que es capaz de guardar dos cascos integrales bajo el asiento. Todo un logro. Bajo el asiento, por poco, no cabe un casco integral. Lástima. El grupo motor –de procedencia SYM- sorprende por su rendimiento. Sus formas son agradables y proporcionadas aunque la calidad de sus acabados es justa.

El Medley es un claro ataque de los italianos al SH125i. Como el japonés, dispone de un motor con el sistema Star&Stop, inyección electrónica, refrigeración líquida, tecnología anti-fricción, unas cotas de diámetro/carrera casi calcadas y unos datos de rendimiento declarados (potencia y par motor) muy parecidos. Es el más bonito, aunque lo más sorprende es su capacidad de carga: caben dos cascos integrales bajo el asiento. Todo un logro.ver galeríaScooters 125 de rueda grande para todos

Pensando en lo del ataque italiano, caigo en la cuenta de que el japonés (Honda) se fabrica en Italia. El francés (Peugeot) en Taiwán y el italiano (Piaggio) en Vietnam. Solo KYMCO fabrica en casa (Taiwán). Qué cosas vemos con la globalización.

Ergonomía

Ya os adelanto que el más cómodo y ergonómico, a pesar de la dureza de su asiento, es el Honda. El SH, con el suelo más bajo –piernas menos flexionadas-, con su estrecho manillar y una posición y forma de los mandos muy bien estudiada, te encaja como un guante. ¿Hay mucha diferencia con el resto? Con el Medley no demasiada. Con el Peugeot y el Kymco sí.

Éstos últimos, con las plataformas del piso más elevadas, sin ser incómodos, dejan las piernas en una posición algo más forzada. Y de los dos, para mi gusto, el que tiene una posición de conducción más “rara” es el Agility City, aunque el espumado del su asiento sea de los más blandos. Si solo hubiera probado el Kymco os diría que ergonómicamente no está mal. Y es verdad. Poco o nada tiene que ver con aquellos scooters de “talla asiática” de hace unos años, pero con el contraste inmediato…

ver galeríaScooters 125 de rueda grande para todos

Con acompañante, tanto el Medley como el SH vuelven a llevarse el gato al agua. Tanto en el Agility como en el Tweet, los pies del pasajero contactan de forma impertinente con tu pantorrilla al “remar” –apoyar los pies en el suelo maniobrando entre los coches parados-. Verdaderamente es bastante molesto. En el Honda y el Medley también hay contacto, pero las molestias son menores.

Capacidad de carga

Aquí el Medley no tiene rival. Poder guardar dos cascos integrales, sin importar tipo o tamaño, es un verdadero lujo. Si lo que necesitas es espacio no hace falta que sigas leyendo. Tu scooter se llama Medley. El SH es capaz de tragarse un casco integral sin problemas, lo que no está nada mal, mientras que el Agility y el Tweet deben conformarse con un casco tipo Jet.

Los cuatro disponen de una guantera tras el escudo. Todas son de reducidas dimensiones. Y todas cierran con llave salvo la del Honda que cierra a “presión”. La calidad de la tapa de la guantera del SH y ese cierre tan enclenque, no son de recibo en un Scooter con pretensiones lujosas. Todos equipan un gancho tras el escudo para colgar bolsas. Un detalle que puede pasar inadvertido pero que es tremendamente útil para transformar el piso en “zona de carga”. Para las bolsas del Súper es un inventazo.

Equipamiento y calidadesver galeríaScooters 125 de rueda grande para todos

Siendo el precio un factor determinante, no sería justo comparar calidades y materiales al barullo. Así que lo haremos por separado. Primero los económicos y después los lujosos.

Observándolos con detalle, el Kymco, por calidad de los plásticos (consistencia), pintura y acabados me ha parecido estar un paso por delante del Tweet. En los dos, el cuadro de relojes dispone de cuentakilómetros, un parcial y un reloj horario. El Agility, además, ofrece otro parcial para el cambio del aceite, una luz LED de posición y un utilísimo avisador acústico de intermitencias. Un mecanismo de seguridad ideal para los despistados como yo. Por cierto, es el único del comparativo que lo equipa. Resumiendo: creo que Kymco se ha esmerado un poco más que Peugeot en el apartado de acabados y materiales.

Tanto el SH como el Medley juegan en la liga de los tres mil euros y eso se nota. Entre ellos, las diferencias en cuanto a la calidad de las pinturas, remates y materiales plásticos son mínimas. Quizá los de Honda hayan sido un poco más detallistas con el tratamiento dado a los tornillos vistos, con algunos ajustes de la carrocería o con los plásticos de protección internos del motor.ver galeríaScooters 125 de rueda grande para todos

El cuadro de mandos del Medley me ha parecido más bonito y espléndido. Los dos disponen de tres indicadores analógicos (velocímetro, combustible y temperatura del líquido refrigerante) además de una pantalla digital con los parciales y el reloj. En el Medley encontraras un termómetro ambiente y un voltímetro. En el SH no, pero a cambio te ofrece medidores de consumo promedio e instantáneo. Vaya lo uno por lo otro.

Estética aparte, el cuadro del Medley me ha gustado más por dos razones: la primera es por haber colocado el botón “Mode”, el que selecciona la información que aparece en la pantalla, en el manillar. El SH lo ha insertado en el cuadro, lo que te obliga a soltar la mano del manillar. Y la segunda, y quizá más importante, por ser el único que ofrece un testigo de presión de aceite del motor. Un elemento que, según mi modesto entender es de vital importancia en estos motores con poco aceite en el cárter –sobre el litro y poco- y sometidos al estrés de circular por ciudad (consumo). Los cuatro motores, con una baja velocidad lineal del pistón a régimen de potencia máxima (sobre los 16 metros por segundo), deberían ser indestructibles ¡siempre que lleven aceite! Por favor, revisad el nivel con frecuencia.ver galeríaScooters 125 de rueda grande para todos

En el SH la iluminación delantera es “full” LED. En el Medley los encontramos en las luces de posición. En cualquier caso, Piaggio, ofreciendo el ABS de serie y pidiendo casi cuatrocientos cincuenta euros menos, no se lo pone fácil a Honda.

En marcha por la ciudad

El motor más suave, el que ofrece un mejor control de la entrega de par motor a poca velocidad, el que menos vibra, el que hace menos ruido y el que gira más fino a cualquier régimen es el del SH. El menos refinado, el más brusco, es el del Peugeot. Tampoco es que sea impertinente, pero su embrague engancha/desengancha con menos filtro y su tacto al gas es el menos pulido. El Medley tiene carácter. Carácter latino. Sus reacciones son directas, incluso el sonido del motor es el más seco y contundente –es el único con cuatro válvulas en la culata-, pero sigue siendo más refinado que el francés. El Kymco es casi tan suave como el Honda. Muy bien.

El sistema Star&Stop funciona a la perfección tanto en el Medley como en el SH. Su función es apagar el motor automáticamente tras permanecer detenido durante más de tres segundos. La arrancada, en los dos, tras un leve gesto sobre el acelerador, es casi instantánea. Posiblemente el SH arranque un poquito antes. Pero eso es solo una sensación. No me atrevería a afirmar que el sistema de Honda sea más rápido. En cualquier caso no deja de sorprender encontrar una tecnología tan sofisticada en vehículos utilitarios. Según Honda, el ahorro en combustible es del 5%. Unos 0,13 litros a los 100 km. Quince céntimos. Prácticamente nada. Ahora bien, solo por la grata sensación de serenidad que transmite estar parado en el semáforo sin ruidos ni vibraciones, para mí, está más que justificado.ver galeríaScooters 125 de rueda grande para todos

Acelerando, los motores de Honda y Piaggio, más potentes, son más completos, aunque el del Peugeot tiene cierto picante. Curiosamente, el Tweet, en el primer momento de la aceleración aguanta bien el tipo frente a los más potentes, pero superados los 60 km/h se va quedando atrás. Las reacciones del Kymco son algo más tibias. Es como si tuviera el desarrollo más largo, sube menos de vueltas.

Maniobrando, el Peugeot es el mejor. Sus reducidas dimensiones marcan la diferencia. Es el más estrecho (690 mm), el más corto (2.000 mm), el que tiene el asiento más bajo (770 mm), la distancia entre ejes más corta (1.330 mm) y el que menos pesa 106 kg Maniobrando, el Peugeot es el mejor. Sus reducidas dimensiones marcan la diferencia(vacío). El asiento menos accesible es el del Agility (820 mm) y el scooter más largo entre ejes (1.390 mm) y más pesado (138 kg) es el Medley. Además, el radio de giro del Peugeot es, con diferencia, el más contenido. No hay color. El Honda no destaca en nada. Ni para lo bueno ni para lo malo.

El Kymco gira más que el Honda y casi tanto como el Peugeot pero es ancho. La culpa es de los retrovisores. Sobresalen demasiado y eso dificulta un poco el avance por el carril que dejan los coches parados. El más torpón es el Medley. Es el que menos gira y con diferencia. Su manillar es de los más anchos y como ya hemos apuntado es el más pesado. Y, francamente, se nota.ver galeríaScooters 125 de rueda grande para todos

Tampoco debemos perder la perspectiva. Son “cientoveinticincos”, o sea juguetes. Maniobrar o zigzaguear entre los coches parados es muy fácil con todos pero con el Peugeot, más. Y ahora pienso en los conductor@s de talla contenida.

En resumen: tratándose de manejabilidad, detrás del Peugeot, estaría el Honda, le seguiría el Agility City y en último lugar quedaría el Piaggio.

Frenando, los cuatro están a muy buen nivel. El Kymco equipa un sistema de ayuda en la frenada CBS con un reparto de potencia entre ejes muy bien ajustado. Además, está prácticamente exento de interferencias en las manetas y la potencia es más que suficiente. Los frenos del Peugeot también son potentes, pero tienen un tacto algo más esponjoso y son más sensibles a las reacciones parasitarias del sistema de reparto de frenada SBC. Aquí, el Peugeot, no está a la altura del Kymco. Los frenos con ABS del Medley y del SH están en otra dimensión. Eliminada la posibilidad de bloquear las ruedas, los menos expertos lo tendrán mucho más fácil para utilizar el freno delantero, que es el que verdaderamente detiene el scooter.ver galeríaScooters 125 de rueda grande para todos

En cuanto al confort de las suspensiones, el SH es un poco más cómodo gracias a unos componentes algo más elaborados. En el resto no hay muchas diferencias destacando la incomodidad de las suspensiones traseras y más si circulas con pasajero.

Subirlos al caballete es muy fácil en los cuatro. Aunque tanto el Peugeot (por peso) como el Medley (por diseño de la palanca) son los que menos esfuerzo requieren. Todos incorporan pata de cabra con sensor de paro motor menos el Kymco, aunque no lo necesita. Su pata de cabra se cierra sola al levantarlo. Ojo. En un descuido el Agility puede acabar en el suelo.

En marcha por carretera

Aquí, otra vez, tanto el Medley como el SH, más potentes (3 CV según los datos oficiales) que sus rivales, sufren menos. No obstante, el motor del Peugeot me ha sorprendido por la viveza con la que recupera entre 60 y 80 km/h, el escenario habitual en vías de circunvalación (M-30, Rondas, etc.). En ese entorno el Kymco está un pequeño paso por detrás. A medio gas, tanto el Kymco como el Peugeot llanean a 80/85 km/h de marcador.ver galeríaScooters 125 de rueda grande para todos

Si debes recorrer algunos kilómetros por vías rápidas, es mejor que te fijes en el Medley o en el SH. Con ellos podrás llanear sin problemas a 90/95 km/h (también de marcador) manteniendo el gas abierto a 1/3 de su recorrido, más o menos. A ese ritmo, tanto el SH como el Medley te llevarán al fin del mundo con relativa comodidad y en ausencia de vibraciones.

La estabilidad a “alta” velocidad no presenta ningún problema en ninguno de ellos aunque el Medley, tiene un pasar más aplomado. Parece ir sobre raíles.

Y si el Medley era el más torpón por la ciudad, entre curvas se toma la revancha. En ese ambiente no tiene rival. Su larga distancia entre ejes ofrece las trazadas más elegantes y serenas del grupo. En cualquier caso, decir y recalcar que con el resto no tendrás problemas para divertirte curveando.

Gastos por el usover galeríaScooters 125 de rueda grande para todos

En cuanto al consumo de combustible combinado (vía rápida, carretera y ciudad) con un recorrido idéntico, los resultados fueron: SH 125i 2,56 l/100, Medley 3,23 l/100, Agility City 3,39 l/100 y Tweet 3,84 l/100. Viendo estos datos entiendo que el mayor consumo del Peugeot justifique el menor rendimiento del Kymco. Por otra parte, el contenido consumo del SH 125i es digno de mención y dice mucho a favor de su ingeniería. Por cierto el medidor promedio del SH marcó 2,6 l/100. No engaña.

En cuanto al programa de mantenimiento, tras la primera revisión de los 1.000 km, obligatoria en todos, los intervalos de mantenimiento previstos en sus respectivos libros son: Cambio de Aceite: SH a los 6.000 km, Agility City a los 2.000 km, Tweet a los 5.000 km y Medley a los 10.000 km (con revisión a los 5.000 km). Sustitución aceite del grupo: SH a los 2 años, Agility City a los 3.000 km, Tweet a los 5.000 km y Medley a los 30.000 El contenido consumo del SH125i es digno de mención y dice mucho a favor de su ingenieríakm. Sustitución bujía: SH a los 12.000 km, Agility City a los 5.000 km, Tweet a los 5.000 km y Medley a los 20.000 km. Sustitución correa de transmisión: SH a los 16.000 km, Agility City a los 7.000 km (revisión), Tweet a los 10.000 km y Medley a los 20.000 km. Sustitución filtro del aire: SH a los 18.000 km, Agility City a los 4.000 km, Tweet a los 10.000 km y Medley a los 10.000 km y el reglaje de válvulas: SH a los 6.000 km, Agility City a los 4.000 km, Tweet a los 5.000 km y Medley a los 10.000 km. Evidentemente, hay más elementos a revisar. Están en los libros de mantenimiento.

Conclusiones

Y hasta aquí el análisis comparado. Objetivamente, el que presenta un funcionamiento más regular y suave es el Honda. El más ágil es el Peugeot. El que ofrece una mejor relación equipamiento/precio es el Kymco. El que menos gasta es el Honda. El que mejor va por carretera el Medley, etc. Todo eso y más ya os lo hemos dicho antes. Así que ahora solo os queda meditar y elegir el que mejor se adapte a vuestras necesidades.ver galeríaScooters 125 de rueda grande para todos

Personalmente, me quedaría con el SH 125i. Me ha parecido el más logrado. Aunque el Medley con el ABS de serie y su prodigiosa capacidad de carga me lo ha puesto muy difícil. Por otra parte, el Kymco y el Peugeot, cuestan casi mil quinientos euros menos que el SH. Y aquí llegamos a la gran cuestión ¿Los vale? Francamente, no me veo capaz de contestar a esa pregunta. El valor depende de tantos factores y matices que como decían los sabios jesuitas de la Escuela de Salamanca: el valor de las cosas sólo lo sabe Dios. Los hombres deberemos conformarnos con el precio. Así que: SH 125i ABS 3.589 €, Medley ABS 3.149€, Tweet 2.299€ y Agility City 2.199€. Ah! y la cosa se complica con los regalos y promociones que encontrarás en cada modelo (Top box, seguros gratis, etc.) En fin.

Esperamos haberos sido de ayuda.

10 votos