Honda NSS 300 Forza CBS-ABS

Honda NSS 300 Forza CBS-ABS

Luis Miguel Reyes

26 votos

"Forza renovada"

ver galeríaHonda NSS 300 Forza CBS-ABSAnte la gran aceptación de los scooter de 300 c.c. Honda ha tenido que  reinventar su Forza 250 -representante de los scooter GT de la marca durante años-, dotándola, entre otras cosas, del motor 4T LC SOHC 4V de la SH 300i. Sin duda, todo un acierto. Ya lleva unos meses en el mercado pero merece la pena destacar que la Forza 300 es ahora un scooter GT que tiene prácticamente todos los ingredientes para que se le considere como una muy buena opción entre la mucha competencia que existe en este segmento.

Con el paso del tiempo, Honda sofisticó la Forza 250 dotándola de eficaces soluciones como la transmisión de control electrónico S MATIC, el C-ABS, la posibilidad de disfrutar de un equipo de audio con altavoces o del arranque sin llave, y eso la llevo a ser un producto algo caro para tal como se iban “poniendo las cosas” y para lo que pedía el mercado. Así que tenían que solucionarlo y se pusieron manos a la obra.

ver galeríaHonda NSS 300 Forza CBS-ABSSoluciones

La marca japonesa no podía estar más tiempo sin una representante en el segmento de las GT de 300 c.c. y de ahí la llegada de la nueva Forza. Pero no podía hacerlo con la misma hoja de ruta con la que había guiado los pasos de la 250 c.c. Ahora necesitaba que mantuviera “el sello Honda”, pero que fuera más económica, más respetuosa con el medio ambiente y que tuviera unos consumos más contenidos. Y así es la Forza NSS 300. 

Para conseguirlo, el conocido y fiable motor de su hermana ha sido “trabajado” para obtener mejor respuesta a bajo y medio régimen y lo han dotado con tecnología de baja fricción -cilindro offset desalineado respecto al cigüeñal- y con la inyección electrónica PGM Fi, como principales argumentos en lo que respecta al propulsor. Con todo, la nueva Forza dispone de una potencia menor que la de la Scoopy 300 pero ha ganado en respuesta inmediata y en que la potencia -26CV a 7.500 rpm- y un par máximo -2,7 Kgm a 5.000 rpm-, llegan 1.000rpm antes que en la Scoopy. 

Pero no sólo el motor es protagonista. El novedoso chasis multitubular de acero -dividido en dos estructuras unidas- mejora la rigidez y permite un diseño en pos de una parte trasera espaciosa. Se ha reducido el avance de 92 mm a 89 mm, pero sigue teniendo una larga distancia entre ejes -1.546 mm- y recibe nuevas llantas de seis radios de 14 y 13 pulgadas con neumá¬ticos de 120/70 y 140/70 respectivamente. La frenada está confiada a unos discos de 256 mm con pinza de doble pistón delante y 240 mm con pinza simple detrás. Existe la posibilidad de escoger entre la versión estándar, con el sistema de frenada combinada CBS o la versión con el sistema C-ABS. La estándar tiene un precio de 4.699 €, mientras la que la versión con C-ABS cuesta 5.129 €, la probada en este ensayo.

ver galeríaHonda NSS 300 Forza CBS-ABSNuevo diseño, mismo estilo

Aunque se trata de “un nuevo Forza” que presenta un diseño más moderno, mantiene “el aire” de su predecesora y del estilo Honda. En pos de un precio más competitivo se han eliminado detalles de confort o incluso lujo -anteriormente comentados- y en algunos elementos se nota esa búsqueda de la sencillez y de economía. Sin embargo, sigue manteniendo un buen nivel de calidad y, sobre todo, un tacto general exquisito. Estéticamente presenta líneas angulosas de continuidad y detalles que hacen cómodo circular con ella.

El cuadro de instrumentos, con los cuatro relojes separados por un indicador digital, ofrece una completa y clara información. El manillar sigue quedando a la vista, pero ahora el embellecedor es negro, sustituyendo el cromado de la 250. Junto al contacto, encontramos unos pulsadores que abren el asiento, la tapa del depósito de gasolina y la tapa de la guantera izquierda, por cierto, de una profundidad extraordinaria. Opcionalmente podemos disponer en ella de una toma de 12 V. La guantera derecha se abre “a mano” y, en lo que respecta a las luces, la novedad es que los intermitentes están permanentemente encendidos ejerciendo de luces de posición.

Y hablando de posición, la de conducción es confortable, natural y se pueden “estirar” las piernas con comodidad. El pasajero dispone de una amplia superficie en el asiento que le permitirá acompañarnos sin que recibamos quejas por el confort. Se sube con mucha facilidad al caballete y utilizar la pata de cabra también resulta cómodo. Para sentarnos en la Forza la pierna “pasa” fácilmente por encima del asiento pero si queremos hacerlo pasándola por el hueco central, tendremos que levantarla algo más de lo deseado. En cualquier caso, se trata de matices. 

Además de las guanteras, dispone de un buen espacio bajo el asiento en el que caben dos cascos integrales y algo más. El casco situado en el fondo del cofre se acopla con facilidad. Con el que ocupa la parte trasera, tendremos que “buscar” un poco la posición, pero es cuestión de práctica. No se puede negar que dispone de una buena capacidad de carga que, en nuestra opinión, es muy importante en este tipo de vehículos.

ver galeríaHonda NSS 300 Forza CBS-ABSBuena marcha

Circulando con la Forza 300 es cuando, realmente, te das cuenta del buen producto que ha hecho Honda. Aunque se ha buscado la reducción de costes y en algunos elementos -como manetas, estriberas, etc.- ha bajado la calidad, en conjunto, tiene un funcionamiento suave con un tacto general fantástico. El motor, sin tener la potencia del Scoopy, responde al primer toque de gas ofreciendo una respuesta suave, pero contundente a la vez, que hace que podamos circular con comodidad y seguridad en ciudad. La aceleración es suficiente para no sentirse incómodo cuando encabezamos “la parrilla de salida” de un semáforo con todos los coches en nuestras espaldas. La Forza no saldrá “a una rueda”, pero responde fenomenalmente y te permite ir al “ritmo de ciudad”, es decir, aceleraciones, frenadas, cambios de trayectorias, etc., con facilidad.

Fuera de la urbe, también nos hará sentirnos muy a gusto -para eso es una GT- y tanto por potencia como por comportamiento de chasis, nos permitirá realizar recorridos de extrarradio y alguna “escapada” sabiendo que tendremos respuesta en cada momento. La estabilidad es buena, especialmente en curvas rápidas, y te deja disfrutar de una conducción ligera -no confundir con deportiva-. En zonas de curvas lentas, el peso y la batalla se hacen notar, pero se defiende bien gracias a un buen aplomo y a un motor que, entre curva y curva, responde con contundencia. Las suspensiones hacen su trabajo pero, a nuestro entender, se muestran demasiado “secas” -especialmente la  trasera- ante las irregularidades del terreno. Pensamos que en busca de “contener” las consecuencias del peso, se han tarado con mucho hidráulico en compresión y poco freno en extensión. 

Gran trabajo el de los frenos que, además de ofrecer buen tacto y mordiente, disponen de un ABS poco intrusivo que permite disfrutar de la conducción, sin dejar de realizar su trabajo en pos de la seguridad si la situación lo requiere. En autovías y autopistas el aplomo es elevado y deja ir a cierta velocidad con seguridad. El motor se “estira” en la zona alta del cuentavueltas lo suficiente como para que nuestro viaje o recorrido habitual lo hagamos a un buen ritmo en este tipo de vías. El “carenado” protege bien las piernas y las manos pero, por el contrario, la protección aerodinámica frontal es escasa. Una lástima porque es el único punto en contra en este sentido que se le puede achacar a la Forza. De todos modos, queda solucionado con un cúpula opcional.

ver galeríaHonda NSS 300 Forza CBS-ABSDe vuelta a Honda

Casi siempre ocurre que cuando tienes que devolver las motos de pruebas, te las quedarías unos cuantos días más. Y la Forza 300 no fue una excepción. Después de circular con ella durante varias jornadas, las conclusiones que obtuvimos fueron claras. Honda ha logrado tener una 300 GT a un precio algo más competitivo que con la 250, con un consumo moderado -nosotros obtuvimos 4,4 litros de media-, con un motor más respetuoso con el medio ambiente y con unas prestaciones más que válidas tanto para ciudad como para disfrutar en carretera. Pero, sobre todo, ha conseguido volver a marcar diferencias al mantener en la nueva Forza NSS 300, ese “tacto” especial de la firma japonesa.

Fotos: Diego Sperani

26 votos