Harley Davidson Road Glide Ultra

Harley Davidson Road Glide Ultra

Deme Gómez

4 votos

Del Tour Glide, al Road Glidever galeríaHarley Davidson Road Glide UltraFotos: Jordi Anguera

En 1979 la archiconocida Harley Davidson, puso en producción un modelo muy especial que daría mucho que hablar: la Tour Glide. Aquella moto tan aparatosa, grande y de diseño controvertido, era genuinamente americana. Representaba el no va más en motos de gran turismo, algo que hacia tiempo estaban esperando los aficionados a la marca y a las motos de considerables dimensiones. 
Aquella primera Tour Glide fue criticada por disponer de un carenado —Sharknose—, que se parecía demasiado al de la también recién aparecida Honda GL 1100 Gold Wing Interstate. No sabemos cual de las dos tenía más personalidad y estilo, el caso es que los japoneses montaban sus GoldWing en los mismos Estados Unidos. Habían nacido unas nuevas motos, una nueva forma de entender el gran turismo sobre dos ruedas.

El frontal de la Tour Glide era prácticamente el mismo que el de nuestra Road Glide de hoy, con el doble faro que parece querer salir del carenado, abriendo el camino hacía adelante. Y lo más destacado, es que estaba anclado directamente al chasis, liberando el manillar del peso del carenado.

ver galeríaHarley Davidson Road Glide UltraHace más de 35 años el mundo aún no había visto nada igual y aquello fue bastante revolucionario. Su motor Shovelhead de 74 pulgadas cúbicas y 5 velocidades, se atornilla al nuevo chasis. Los anclajes de goma del motor convirtieron a la Tour Glide en la primera Harley que suavizaba aquellas famosas y tan queridas vibraciones. 
Según los estándares de hoy en día, aquel carenado de la Tour Glide era un poco torpe en cuanto a diseño se refiere, pero era indudable su funcionalidad. Sin embargo, cuando la clásica Electra de "alas de murciélago", también recibió el moderno chasis y la caja de 5 velocidades, la Tour Glide se quedó relegada en las ventas.

Con los años, la Tour Glide pasó a llamarse Road Glide, supongo que sonaba mejor, un nombre más comercial, algo de lo que en Harley Davidson saben un rato.
En 1996 Harley Davidson produjo la última Road Glide, para tomarse un año sabático y rediseñar el modelo y estrenar una renovada Road Glide en 1998, quizás influenciada por el gran éxito de la Road King. La nueva Road Glide apareció más aerodinámica, con un aspecto mucho más integrado.
Desde entonces ha habido pocos cambios en el modelo, hasta la temporada pasada, que apareció con una serie de merecedoras distinciones.

El gigante de la carreteraver galeríaHarley Davidson Road Glide Ultra

Hablemos de viajar en moto, hablemos de disfrutar de un día soleado y por qué no, lluvioso. Cada moto, a su manera, con su forma y estilo, nos hace disfrutar más que nada, de algo que no tiene precio, que es rodar y viajar con el cielo como techo.
Si nos adentramos en el mundo de las grandes Touring, veremos que existen dos tipos bien diferenciados, las europeas y las americanas. El concepto es un tanto diferente, básicamente por que las americanas parten de la base de unas motos de clara inspiración custom. Pero no significa que sean motos custom, así es como nosotros las vemos, aunque la realidad es bien distinta, simplemente son motos americanas.

A lo largo de la historia de la moto, Harley Davidson seguramente se lleva la palma en cuanto a popularidad se refiere. Son muchos los modelos que representan a la marca, sin embargo, la Road Glide es algo especial. No se si la niña mimada, pero sí la principal representante del touring americano, la reina de la ruta 66.
La Road Glide Ultra ha venido a hacer compañía a su hermana de sangre, la Road Glide Special. Así mismo se amplia la gama touring de la marca de Milwaukee, con un catálogo de nada más y nada menos que ocho motos.
La Road Glide Ultra se coloca en cabeza de esta familia en cuanto a dimensiones y desmesurado peso, nada más y nada menos que 407 kg en vacío. Le sigue la Ultra Limited con 398 kg, Electra Glide Ultra Classic 394 kg o la Road Glide Especial que pesa 369 kg, etc.

Sharknosever galeríaHarley Davidson Road Glide Ultra

La Road Glide Ultra, a pesar de su larga vida, representa un paso más allá en el touring americano, y por que no, europeo. Probar una mega moto como esta, siempre es un reto, por mucho que estés habituado a ellas. 
Ya en los talleres que gestionan las motos de prensa de Harley Davidson, Oscar y Jonatan me contaron con entusiasmo las exquisiteces de una maquina de este calado.
Me la miraba antes de subirme a ella, y pensaba en el grado de dificultad con que me iba a encontrar en el momento de salir de allí montado en la Road Glide Ultra.
Los ojos se van al verla, es una exquisitez no apta para mortales. Las dimensiones difieren tanto del resto de motos que conocemos, que enseguida estas pensando en como vas afrontar las dos esquinas que hay que sortear para salir de allí.
La posición ya me era familiar, no era la primera vez que tenía el privilegio de subir a una Road Glide. Ma acoplo al manillar, a los mandos y a la posición, muy cómoda por cierto.
Antes he dejado mis pertenencias en el enorme baúl trasero —top case—, donde caben perfectamente dos cascos integrales.
La arrancada de la Road Glide es espectacular, el sonido que emite el motor de arranque inspira confianza, de robustez y potencia. Efectivamente, para que empiecen a moverse los dos enormes cilindros, hace falta fuerza. El motor cobra vida, con un sonido y vibraciones elegantes, a la vez que musicales. Las mencionas vibraciones son moderadas, estilizadas diría yo, no molestan para nada, al contrario, son placenteras. 

Salta a la vistaver galeríaHarley Davidson Road Glide Ultra

La visita guiada a la moto es muy agradable y voy redescubriendo cada rincón de la Road Glide Ultra, que no son pocos. Para empezar y como bien se puede apreciar, lo más destacado de esta moto es su carenado Sharknose, que como el propio nombre indica, recuerda la nariz de un tiburón enfadado. 
Rediseñado en varias ocasiones, la característica principal de este espectacular carenado, consiste en el doble faro a base de tecnología LED y su anclaje directo al chasis, lo cual permite liberar el manillar de inercias gratuitas. Dispone de tres entradas de aire con cierre manual, alberga dos relojes indicadores del voltaje y nivel de gasolina, pantalla multifunción de última generación de Harley Davidson, dos altavoces y dos guanteras. Una de ellas, el Jukebox, se abre fácilmente e incluye conexión USB para el Smartphone, iTouch, reproductores MP3, lectores de tarjetas SD y otros dispositivos USB, aparte de cargar el móvil.

La parte electrónica de uso, está perfectamente resuelta. La Road Glide Ultra dispone de un práctico y útil control cruiser, muy fácil de usar. Pero donde se encuentra la mayor exquisitez electrónica es en la El Boom! Box 4.3. Con él podremos regular y optimizar múltiples parámetros. Como la regulación de graves y agudos, el nivel de incisión del aumento progresivo del volumen en consonancia con la velocidad adquirida, o el GPS, que te habla para decirte que vas en reserva, o donde está la gasolinera más cercana.
Una gran pantalla fácil de manejar por medio de los pequeños joy-stick de las piñas del manillar, o a través de los botones y de forma táctil. Se ha tenido en cuenta que vamos a llevar guantes, así que no hay problema para que gestione todo esto con los deditos de los susodichos guantes.
El Boom! Box 4.3 es más que una simple radio, se trata de un avanzado centro de información con Bluetooth y entrada USB.
La nueva Road Glide Ultra refleja claramente el desarrollo realizado gracias al proyecto Rushmore. Las barras de horquilla de 49 mm, motor Twin Cam 103 Twin-Cooled, llantas de aluminio, los nuevos y funcionales cierres de las alforjas, o la mejora de la instrumentación y controles manuales, son buen ejemplo de ese estudio.ver galeríaHarley Davidson Road Glide UltraAntes de continuar diseccionando la Road Glide Ultra, recordar que desde que Harley Davidson puso en marcha el ya conocido proyecto Rushmore, las Touring de la marca han dado un importante paso al frente en muchos aspectos.
Estos son algunos de los avances que el Proyecto Rushmore aporta a estas Touring: Frenos combinados Réflex con ABS, faros led Daymaker y faros antiniebla, iluminación más brillante en el baúl Tour-Pack, más luminosidad en las luces de intermitencia y de freno a base de led, así como una pipa de dirección con horquilla más rígida.

Continuando con el repaso de la moto en parado, vemos que el otro elemento con mayor presencia es el top-case o baúl que en HD llaman Tour-Pak. Como ocurre en las otras grandes touring de Harley Davidson, esta pieza tan clave, permite al pasajero adoptar una postura tan cómoda que no le importará lo largo que sea el viaje. Además, dispone de dos altavoces y dos mandos laterales situados en el lado derecho, para que el pasajero pueda gestionar el volumen y el canal del equipo de música. En el otro lado encontramos la conexión para los intercomunicadores.
Esta Road Glide, adopta este sobrenombre de “Ultra”, que en Harley Davidson significa gran turismo. Para ello, además del mencionado Tour-Pack, es equipada con los faldones cubrepiernas. Aquí es donde se encuentra una de las “8 diferencias” —es un decir—, que la distingue de la Road Glide Special. 

Culatas refrigeradasver galeríaHarley Davidson Road Glide Ultra

La Road Glide Ultra utiliza el último motor Twin Cam 103 (1.690 cc) de alta potencia Twin-Cooled. Su principal característica se basa en la refrigeración liquida en las culatas en la zona del escape, para ofrecer la máxima potencia en cualquier situación y temperatura de funcionamiento. Una mayor relación de compresión mejora la eficacia y aumenta la potencia. El filtro de aire es de mayor capacidad con más flujo de aire. También el árbol de levas mejora la distribución a bajo régimen. Todo ello, ayuda a que suba mucho menos calor hacia el conductor y acompañante en condiciones más extremas de temperatura. 
Para ubicar el radiador, o mejor dicho, los radiadores de refrigeración del motor, los ingeniosos ingenieros de Milwaukee, ocuparon los antiguos faldones de las Electra, rellenándolos con los respectivos radiadores y sus ventiladores. Así que ahora ya no hay guanteras en ese lugar. Eso si, las tomas de aire continúan ahí, aunque con otras dimensiones y un sistema de apertura rediseñado. 
La caja de cambios se basa en el conocido Cruise Drive de seis velocidades. 

Elegancia, comodidad y empaquever galeríaHarley Davidson Road Glide Ultra

La posición de la Road Glide Ultra es prácticamente la misma que la de su hermana Special.
Las manos quedan altas i relajadas, en una posición que incita a sujetarse. Los pies en su lugar, en buena angulación. La espalda relajada, cómoda, incita dormirse. En general es una postura ergonómica y que ayuda a la conducción, puedes concentrarte en ella. La pantalla y sus controles quedan un poco lejos, te obliga a estirar el brazo, a no ser que midas metro ochenta o más.
Como el carenado es muy amplio y voluminoso, te sientes muy protegido, como si pilotaras un Boeing 747.
Los pies reposan en dos amplias plataformas, dotadas de una base de goma con movimiento, que neutraliza las vibraciones. Las plataformas del pasajero son regulables en altura, otro nivel de comodidad personalizable. Y para cambiar de velocidad, se puede utilizar ya sea el tradicional punta de pie o el aún más fácil y cómodo talón. Una vez que te has acostumbrado lo echas en falta.

La maniobra de salir es la más comprometida. Depende de la situación en la que te encuientres, acera, esquina, o aparcamiento, la cosa se puede complicar un poco: hay que calcular bien los movimientos. Las plataformas del pasajero pueden ser un problema a la hora de caminar con los pies mientras se mueve la moto. Hay que ir con cuidado de no quedarte enganchado con le pie en este punto. A ello hay que añadir el giro del manillar y la posición en que queda cuando está totalmente girado. Por su anchura y angulación, en este punto puede comprometer las maniobras a moto casi parada.
Una vez en marcha, todas estas conjeturas desaparecen. 

Llamativa no, sino especialmente elegantever galeríaHarley Davidson Road Glide Ultra

Es una gozada pasearse por la ciudad, aunque no lo parezca, todo se ve de otra manera, y los comentarios son de lo más variopinto; “eso si es una moto, lo demás son tonterías”. Música, una guapa pasajera y a disfrutar de la Road Glide Ultra. 
Y si queremos acercarnos al súper a por la compra, no hay problema, con las tres maletas tienes una buena capacidad de carga. Como es habitual en HD, a las maletas laterales se accede por la parte de arriba, lo cual limita un poco dependiendo lo que queramos transportar. El cierre de estas maletas es el de nuevo diseño, más fácil y rápido. Lo único que no cambia es el tipo de llave redonda, marca de la casa, al cual no me acabé de acostumbrar.

Como buena gran turismo que es, lo mejor es desaparecer de la urbe y devorar kilómetros. Sincronizamos el GPS y a por el destino decidido. La autopista es su gran aliada y por allí va como Pedro por su casa, aunque no me acabo de convencer el comportamiento del gran carenado. Posiblemente debido al enorme baúl Tour-Pak, se producen unas turbulencias que dan la misma sensación que las rachas de viento lateral. La velocidad media controlada por el mismo control cruise, facilita el viaje en autopista o autovía. Su manipulación es muy sencilla, pudiendo aumentar o disminuir la velocidad con el mismo mando, ahora situado en el puño izquierdo. Para desconectarlo, simplemente girando el puño del gas en sentido contrario, o tocando un poco el freno, como en todos los vehículos que disponen de control de crucero.
ver galeríaHarley Davidson Road Glide UltraLa Road Glide Ultra, es una de las Harley Davidson con las plataformas más distanciadas del suelo. No es fácil rozar el asfalto con esta moto, a no ser que te empeñes en sacar tu otro yo. Este dato facilita mucho la conducción en carreteras reviradas, donde se puede disfrutar mucho más de lo que estás pensando: las apariencias engañan. La manera en que se ve todo desde la Road Glide Ultra es diferente al resto de motos, incluso a las demás Harley Davidson.

A pesar de que íbamos cargados, pasajero y unas cuantas cosas en las maletas, la moto se comportó perfectamente en estas carreteras de montaña. Unicamente la suspensión trasera ondulaba en los badenes más pronunciados. Estos amortiguadores de aire se pueden regular con muy baja presión en precarga, a través de una válvula de aire situada entre la alforja y el guardabarros trasero para un ajuste rápido.
De todas maneras, no entiendo como en un momento como el actual, donde la tecnología ha adquirido un valor tan importante, Harley Davidson no ha dotado a la Road Glide Ultra y las demás touring, con un sistema electrónico para regular las suspensiones, como ya hacen muchas marcas en sus modelos superiores.

Frenar los 407 kg de peso en seco, más los kilos de toda la carga, no es fácil. Suerte que la Road Glide Ultra está bien equipada. En las frenadas fuertes, a menudo notas que el ABS entra en acción. La frenada se combina delante y atrás de forma electrónica, por medio del ABS repartiendo la frenada según las circunstancias. Pero siempre que accionamos un freno u otro, en realidad estamos frenando con los dos. 

No apta para escépticosver galeríaHarley Davidson Road Glide Ultra

Era sábado, el día estaba bastante nublado. Un grupo de amigos habían preparado una salida multitudinaria, unas 50 motos, casi nada. La ruta prevista concluía en el circuito de Castellolí. 
No era precisamente el mejor día para salir en moto, el frío iba aumentando por momentos. La larga caravana de motos impresionaba, y la Road Glide Ultra por allí en medio, también.
Ciertamente, con la Road Glide, aunque lleves pasajero, ni se nota. Tras la fría ruta, con unas cuantas gotas de lluvia incluido, llegamos al circuito, donde estaba previsto dar una vuelta de paseo tras un safety car. Por un momento dudé sobre si entrar o no con semejante moto, pero allí estábamos los dos montados en nuestra touring, esperando en el pit lane. Como es de suponer el ritmo de la vuelta era tranquilo, pero sin pausas. Que extraño trazar con una moto de casi media tonelada y con el volumen de un helicóptero. Pero la Road Glide dejó el listón bien alto, incluso abrimos un hueco detrás nuestro.

En fin, con esto solo quería demostrar que a pesar de ser una de las motos más grandes del mercado, con ella se pueden hacer muchas cosas, casi todas. Pero lo que mejor se le da, está claro que son los viajes. Con un deposito de gasolina y hasta que se iluminó el piloto de la reserva, hicimos 260 km, en un recorrido de 80% carretera y 20% ciudad (unos 7,7l). Aun podíamos recorrer 35 km más hasta agotar el total del depósito, según la información que nos aporta la moto a través de la ventana digital que se encuentra en el reloj cuentakilómetros. Ahí también tenemos el numero de velocidad seleccionada, kilómetros totales y dos parciales.ver galeríaHarley Davidson Road Glide UltraLa Road Glide Ultra se fabrica en seis posibilidades de color bien distintas: Cosmic Blue Pearl, Purple Fire/Blackberry Smoke, Mysterious Red Sunglo/Velocity Red Sunglo, Superior Blue, Vivid Black y Billet Silver/Vivid Black, que son los tonos de esta unidad de pruebas.
El precio de esta espectacular Harley Davidson es a partir de 29.990 €, dependiendo del color que escojamos. La que veis en las fotos cuesta 30.740€, por ser de dos tonos.
Harley Davidson Road Glide Ultra, no es especialmente llamativa, sino especialmente elegante.

4 votos

Los que han leído esta noticia, también han leído...