55º Gran Premio de La Bañeza

Miguel A. Fernández

7 votos

60.000 razonesver galeríaUn año más, La Bañeza vivió un espectáculo único. Fotos: Miguel Ángel Fernández

55 años de historia, de pasión, de tradición, no pasan en balde, y el resultado de todo ello es que un año más, el “Gran Premio de Velocidad Ciudad de La Bañeza”, conseguía llenar las calles de la ciudad de auténticos aficionados a las carreras de motos.ver galeríaLas calles de La Bañeza estaban "a reventar"

Alrededor de 60.000 aficionados se dieron cita este año para disfrutar no solo de unas emocionantes carreras, sino también de un espectacular ambiente que ya quisieran para sí muchos de los grandes premios de un MotoGP cada vez más aséptico, profesionalizado y por el que hay que pagar hasta para verlo por la tele.ver galeríaUna carrera "de pueblo" que es capaz de reunir a más aficionados que muchas carreras de MotoGP

A diferencia de esto, el trazado urbano leonés se viste de gala para que pilotos procedentes de todos los puntos de España, pueblen una parrilla que a lo largo de su historia ha visto desfilar pilotos de la talla de Ángel Nieto, Phill Read, Jorge Martínez Aspar, Champi Herreros, Manuel Hernández

En la actualidad, los pilotos que corren en La Bañeza no son tan famosos como los citados, ni desde luego como los que hoy en día pueblan las parrillas de los grandes premios. Pero la pasión que corre por sus venas, así como la que corre por la de los que agolpados tras las balas de paja, aplauden y vitorean a cada curva, a cada vuelta, no es en absoluto menor que la de los que, sin ir más lejos, este mismo fin de semana estaban en Indianápolis.ver galeríaMucha pasión y afición tanto en pilotos como en aficionados.

No me paré a “contar la gente”, pero si me subí en el camión escoba (el que va recogiendo las motos que han abandonado tras terminar cada carrera), después de la carrera de Clásicas 4T, a grabar unos vídeos del ambiente que se respiraba, y os aseguro que a lo largo de todo el circuito las calles estaban literalmente abarrotadas de personal que tras cada carrera, va de un lado a otro cambiando de sitio para ver la carrera siguiente en un escenario diferente.

Lo mismo ocurría en la acampada municipal, en el Camping Vía de la Plata, en todas las calles céntricas de la ciudad… ambiente motero al máximo, lo mismo que en la calle de boxes tanto el sábado durante los entrenamientos, como el domingo durante toda la mañana.ver galeríaLa calle de boxes es una gran fiesta durante todo el fin de semana.

Tras un fin de semana que para muchos había comenzado el jueves, la guinda llegaría el domingo con tres carreras, la de Clásicas 2T, que con casi 60 inscritos tuvo que celebrar tandas clasificatorias para reducir la parrilla al máximo de 35 pilotos admitidos y que se celebraría a 10 vueltas. La de Clásicas 4T, también a 10 vueltas y la de la categoría GP125/ Moto3, que se realizaría a 17 vueltas.

De la pole partían Alejandro Martínez en GP125/Moto3, Sergio Fuertes en 2T y Javier López en 4T. Ausencia destacada en la categoría de GP125/Moto3 era la del cartagenero Manuel Hernández, vencedor en la categoría el pasado año y que tras sufrir una grave lesión de rodilla jugando al fútbol, de cuya intervención esperamos que se esté recuperando ya, no perdía la oportunidad de pasearse por La Bañeza, “armado” de dos muletas y una resignada sonrisa.ver galeríaManuel Hernández, a pesar de su lesión, no quiso perderse esta edición de La Bañeza.

En Clásicas 2T, se impuso Sergio Fuertes (Montesa), con un tiempo de 13:17.843, por delante del alicantino Juan Carlos Espí (Bultaco), que hizo 13:19.482 y de Jorge Cabanes (Bultaco) con un tiempo de 13:34.240.ver galeríaSergio Fuertes no dio opción en Clásicas 2T

En la carrera de Clásicas 4T la victoria correspondió a Hugo Carlos Lacunza (Ducati), que paró el cronometro en 14:13.044, seguido por Jorge Luís Quirós (Ducati), a poco más de dos segundos (14:15.320), y la tercera plaza fue para el asturiano José Bruno Heres (Ducati), con un tiempo de 14:23.408.ver galeríaHugo Carlos Lacunza se hizo con la victoria en Clásicas 4T

Tras la carrera de Clásicas 4T y antes de dar comienzo la de GP125/Moto3, se realizó un homenaje en honor a Javier Herrero, Director de las revistas Motociclismo y posteriormente Formula Moto a las que dedicó más de 50 años de su vida, que falleció el pasado mes de diciembre. El presidente del Moto Club Bañezano, José Luís Falagán, entrego una placa del club a Tomás Cordero, sobrino de Javier, a pie de pista, sobre la línea de meta del circuito bañezano, donde más le gustaba estar a Javier. Al micrófono otro veterano, Juan Pedro Vallespí que con la de ayer ya tiene 23 “muescas” de asistencias a La bañeza.ver galeríaEn esta edición se tuvo un recuerdo para el fallecido periodista Javier Herrero

Tras el homenaje, quedaba por realizar la última prueba en el trazado urbano de 1800 mts., la de GP125/Moto3, más conocida por la categoría reina (aunque a mi no me lo parezca y prefiera el “pureta” olor y sonido de las clásicas), que desde luego son las que más corren.

Y más que correr volaron, especialmente Daniel Saez (Honda), que con un tiempo de 20:20.770, aventajaba en casi 7 segundos a Antonio Jesús Castillejo (Honda), mientras que el tercer lugar en el podio correspondió a Sergio Fuertes (Aprilia) ya alejado con 20:38.899 pero que se ganaba su segundo “cajón” de la jornada.ver galeríaDani Saez voló hasta hacerse con la victoria en la categoría GP125/Moto 3

Finalmente, José Luís Falagán, agradecía la colaboración prestada a todas las fuerzas del orden público, colaboradores de toda índole y al dispositivo montado por Cruz Roja, todos ellos tuvieron un duro trabajo a lo largo del fin de semana y gracias a este esfuerzo, un año más, el Gran Premio de La Bañeza volvió a ser el rotundo éxito que a cada edición resulta desde hace ya más de medio siglo.ver galeríaEs simple, sin ellos esto no sería posible

Pocas cosas debe de haber en nuestro país, e incluso en el mundo, que después de medio siglo de existencia, sigan contando con un apoyo tan fuerte y consistente como para llevarlas al éxito en cada edición. Sin presupuestos millonarios, sin apoyo de la televisión, sin gobiernos que apoyen un evento que debería ser declarado Fiesta Nacional, tan solo con la pasión de un Moto Club, el Bañezano y el apoyo de un ayuntamiento, es posible reunir 60.000 razones un fin de semana, una razón por cada uno de los asistentes al Gran Premio de La Bañeza, un Gran Premio de los de antes y, gracias al club bañezano, de los de siempre. 

Los próximos 8 y 9 de agosto de 2015, nos volvemos a ver.

7 votos