Ducati Scrambler Desert Sled 2017

Ducati Scrambler Desert Sled: Para perderse muy lejos

Javi Millán

8 votos

De la ciudad al desierto...

Uno de los mayores éxitos de Ducati en los últimos dos años es sin duda la Scrambler, una motocicleta nacida a partir de aquella generación pasada pero adaptada a los nuevos tiempos. Buena prueba de dicho éxito es la creciente ampliación de la gama en versiones que aumentan la versatilidad a terrenos, digamos, más extremos. El resultado es la versión Desert Sled, una creación que, manteniendo la base mecánica de la Scrambler 800, se ha visto reforzada en aspectos como el chasis y las suspensiones, además de recibir otros elementos de protección enfocados a un “eventual” uso Off-Road.

En diciembre de 2014 asistí personalmente a la presentación de la "reedición" de la saga, un modelo que heredaba el nombre de su primogénita de 1962 y mostraba toda la tecnología, la electrónica actual y una mecánica heredada de la Ducati Monster 796... Por aquel entonces Ducati lanzaba cuatro versiones sobre la misma base: Icon, Classic, Urban Enduro y la más deportiva Full Throttle. Un año más tarde llegaron la Flat Track Pro con estilo de “dirt track” y la versión limitada Italia Independent, además de una pequeña Sixty2 de 400 cc enfocada a los más jóvenes. 

Ahora, en 2017 otras dos versiones aún más exclusivas son las principales protagonistas: la Café Racer y esta Desert Sled que hemos tenido la oportunidad probar durante su presentación internacional celebrada en Almería -Spain-. Llegará en dos colores -rojo o blanco- y estará en los concesionarios a partir del mes de marzo de este mismo año a un precio de 11.190 € en rojo y 200€ más en el caso de elegirla en blanco. 

ver galeríaDucati Scrambler Desert Sled 2017

El estilo de la Baja California

La clara inspiración en las motos de los ´60 y ´70 creadas en las zonas más desérticas de California, hace de esta Desert Sled una versión -cuando menos- peculiar al haberla dotado de unas suspensiones específicas, neumáticos mixtos y protectores de faro o cárter entre otros detalles y con el fin de adaptarla a una utilización más "salvaje", a medio camino entre una motocicleta trail y una verdadera enduro. 

Así pues, lo primero que llama la atención de esta es la envergadura, provocada por el aumento de la altura y tamaño o recorrido de las suspensiones. Podríamos considerarla como la Scrambler más contundente dentro del catálogo de Ducati. A priori es algo difícil encuadrarla o categorizarla en un segmento, incluso pensar que la utilización real en nuestro país sea la que pensamos por su configuración.ver galeríaDucati Scrambler Desert Sled 2017

Quizás ocurra un poco como los SUV´s o Todocaminos que poco o nada pisan fuera del asfalto. Al final todo esto son conjeturas y cada uno le dará el uso que quiera, porque está preparada para todo. Lo cierto es que ese enfoque Off-road le queda muy bien, estéticamente hablando. Gana mucho empaque respecto a las versiones “normales” y algo también respecto a la Urban Enduro, la versión más parecida dentro de la gama.A priori es algo difícil encuadrarla o categorizarla en un segmento 

No obstante, y aun manteniendo la base mecánica de 75 CV, uno de los mayores escollos fue la adaptación del mismo a la normativa Euro 4 y todo ello sin perder prestaciones. Algo más complicado tratándose de un motor con refrigeración por aire y aceite. Esto ha implicado también la adaptación de un nuevo acelerador y mejoras en la entrega de potencia a bajo régimen. Así que, no hay mal que por bien no venga…

ver galeríaDucati Scrambler Desert Sled 2017

Engordada a base de...

Pero entremos más a fondo en esos puntos donde la Desert Sled se diferencia del resto de la gama. Empezando por esas llamativas llantas de radios doradas y de 19 y 17" para el tren delantero y trasero respectivamente; o la horquilla invertida Kayaba de 46 mm multirregulable y con 200 mm de recorrido que se complementa con un amortiguador trasero también de la misma marca y con depósito remoto. Con estos elementos la envergadura de la moto crece hasta tal punto que parece otra muy distinta respecto a los modelos base.

En definitiva, se trataba de ello y lo han conseguido con un resultado muy bueno. Aun así, existen otros elementos que se mantienen. Por ejemplo, el depósito de combustible de acero y con paneles personalizables, el faro con rejilla o el protector de cárter que ya habíamos visto en la Urban Enduro. ver galeríaDucati Scrambler Desert Sled 2017

Por otro lado, aun siendo parecido, el guardabarros delantero elevado presenta una lengüeta adicional, mientras que el trasero es más alargado y con un soporte de matrícula elevado. Además, el manillar más ancho y plano, hacen de ella más todo-terreno… En este sentido se han reforzado varios puntos clave como el lado izquierdo del chasis donde se ha añadido una barra longitudinal, así como las dos placas laterales de anclaje al basculante- más largo- y el nuevo cubrecadena. Incluso las tijas de la horquilla son diferentes y crean una mayor separación entre las barras de suspensión y un avance de dirección aumentado. ver galeríaDucati Scrambler Desert Sled 2017

En cuanto a los neumáticos, la Desert Sled estrena los Pirelli Scorpion Rally STR, el sistema de frenos está encomendado a Brembo con un solo disco de 330 mm delante y una pinza monobloc M4.32B de 4 pistones y anclaje radial. Detrás equipa un disco de 245 mm pinza con un pistón de 32 mm de diámetro. Como en el resto de la gama, el ABS es un Bosch 9.1 MP con sensor de presión. Con todo ello, el peso aumenta en 21 kilos más respecto a una Scrambler Icon y 15 más comparado con una Urban Enduro. 

Para talla grandes

En esta ocasión la marca nos llevó hasta el desierto de Almería, donde el Fort Bravo es una de las atracciones de la comarca dada su creación como decorados para la grabación de películas del oeste. Sin duda alguna un lugar muy peculiar y rodeado de caminos y recorridos al más puro estilo desértico, el perfecto lugar para la nueva creación de Ducati. ver galeríaDucati Scrambler Desert Sled 2017

Vuelvo a insistir en que quizás hayan sido demasiado optimistas con el enfoque o público objetivo y -personalmente- no veo a sus propietarios haciendo lo que nosotros llegamos a hacer durante esta presentación internacional: nada más y nada menos que pasarnos en 80% sobre superficies más factibles a motos de enduro o cross, con ruedas de tacos. Buenos días a todos, para calentar un primer tramo de 35 km con un poquito de arena suelta. ¿Un poquito? Sí, solo un poquito. ver galeríaDucati Scrambler Desert Sled 2017

Antes de todo esto en la primera toma de contacto real con ella ya te das cuenta de la gran diferencia que supone simplemente subirse hasta los 860 mm de altura del asiento. Aquí ya no llegas bien con los pies al suelo, a menos que midas por lo menos 1,80 m de estatura; así que, ideal para “tallas medio-altas”. No obstante, existe la opción de un asiento rebajado en unos 20 mm que, junto a la menor resistencia del amortiguador trasero, hacen de tal detalle algo menos importante en el caso de personas con menor altura… Las estriberas de estilo Off-road con pastillas de goma extraíbles – ausentes en esta ocasión dado el terreno por el que rodaríamos-, el ancho manillar tipo “cross” o el asiento más plano, hacen de la postura muy cómoda, con la sensación de control desde el principio o por lo menos de que puedes controlar la situación sin demasiados problemas. Porque la Desert Sled hereda todas las virtudes de sus “hermanas bajitas” y eso se nota desde que te montas en ella aun con el motor apagado. 

En el cercano oeste

Noble, suave, fácil de manejar. Así es la Desert Sled una vez empiezas a rodar con ella. El tacto del acelerador por cable es muy bueno y, aunque la dirección se ha vuelto más pesada, la ganancia de aplomo compensa. Por su parte el cambio de marchas es suave al igual que la entrega de potencia. Un solo detalle -bueno, dos- me incomodan al principio. El primero, el tacto del freno trasero y el otro es el espacio que queda disponible para en talón en la estribera derecha, limitado por el diseño del escape. No obstante, en cuanto empiezas a rodar sobre tierra y tienes que ir compensando con las piernas al suelo, la cosa no es tan dramática. ver galeríaDucati Scrambler Desert Sled 2017

Durante toda la jornada el ABS lo llevé desconectado, a petición de la gente de Ducati, incluso en el poco asfalto que pisamos no pude comprobar su efectividad, aunque firmado por Bosch supongo que funcionará perfectamente, como el resto del conjunto. Bien es cierto que los kilos de más están presentes y una vez empiezas a recorrer los primeros metros, percibes algo menos de agilidad, como si todo fluyese de manera más pausada. La batalla más larga -unos 6 cm ampliados- también influye en ese sentido.La Desert Sled es muy divertida, muy agradable en todos los sentidos  

En cuanto a la sonoridad -como ha ocurrido con los otros modelos de Ducati Euro 4- el sonido se ha visto dulcificado y más aún la respuesta del motor de dos cilindros en L. En definitiva, la Desert Sled es muy divertida, muy agradable en todos los sentidos. Dócil hasta el punto en el que quieras más diversión, siendo más agresivo con el puño de gas. Ahí donde el tren trasero ya empieza a descolocarse con decisión, hasta el punto donde el nuevo Pirelli ya dice que no quiere agarrar más la tierra suelta… 

“Retromolona”

El lado más “retro” se acentúa incluso más en esta versión y para aquellos que busquen una Scrambler aún más polivalente tendrán la opción perfecta en esta Desert Sled. Por supuesto -y como ya he comentado-, los más “altos/altas” verán con mejores ojos subirse en una moto que ya no les quedará tan… ¿justa?

Cualidades no le faltan para recorrer todo tipo de terrenos como nos han demostrado e incluso para los menos expertos, la docilidad del conjunto es uno de los factores importantes. Vuelvo a insistir es que la pena será mancharla de polvo ¿o no? Quizás sea más “molón” llevarla sucia, como si acabásemos de llegar del desierto…ver galeríaDucati Scrambler Desert Sled 2017

Así pues, la nueva versión amplia los horizontes de la gama claramente y también los de Ducati que una vez más nos demuestra la apuesta por sus Scrambler como motos universales, frescas, pero a la vez con ese toque del pasado que no está reñido con el presente…

8 votos

Los que han leído esta noticia, también han leído...