Scrambler Cafe Racer vs Street Cup

Ducati Scrambler Cafe Racer vs Triumph Street Cup: Más que tendencias

Simón Saura

5 votos

Historia y pasiónver galeríaScrambler Cafe Racer vs Street CupFotos: Félix Romero

Estas dos máquinas representan mucho para el motociclismo, y también para mí. Porque en pleno S.XXI, cuando la tecnología es un valor y cuando parece que los vehículos ya tienen que funcionar sin conductor, aparecen en el mercado estas dos motos –entre otras- que nos recuerdan que ir en moto era y es, sobretodo, un gran placer. Esta Ducati Scrambler Cafe Racer –sin acento- o esta Triumph Street Cup tienen tanto carisma, son tan bonitas, que este comparativo me pone entre las cuerdas para decidir por una o por otra, porque delante de tanta personalidad, tan sólo decide la pasión… ¿Cuál te gusta más? Esa tiene que ser tu elegida.

Es cierto que la moda retro ya hace años que volvió, si es que alguna vez se fue. Sí que en los años ochenta y noventa las motos rollo “antiguo” tenían muy poco espacio en el mercado. Tan sólo cuatro románticos culturetas sabían de qué iba esto. Yo era el primero que me reía de los pocos motoristas que se atrevían a defender lo retro o clásico como valor cultural. Los competitividad de cifras –caballos/velocidad máxima-dominaba el mercado y publicar récords recogidos de forma ilegal, era casi demostrar que se era el mejor probador y que se representaba a la mejor revista.

Recuerdo una comida con el gran Don Paco Bultó y familia, en la que calmaba mis ansias competitivas diciéndome que “cuando seas lo suficientemente mayor como para recordar las motos desde tu historia y experiencia personal,  las motos “antiguas” como tú las llamas te encantarán”. Supongo que esa frase, dictada por él, me marcó más de lo que me pensaba. Tanto fue así que ya en los años ’90 acabé dirigiendo una revista mensual, de ediciones Freeway, y que en su cabecera lucía con orgullo el nombre de nombre Cafe Racer. Ahí aprendí que hay cosas que suman y que se puede ser competitivo al máximo y además, recrearse y disfrutar al máximo con unas motos que nos recuerdan viejas historias y que, como las dos motos que hoy presentamos, son máquinas modernas y totalmente competitivas en el mercado actual.

Corredor de bar – Café Racerver galeríaScrambler Cafe Racer vs Street CupComp. Ducati Scrambler Cafe Racer vs Triumph Street Cup

Si bien el nombre de Café Racer es ya bastante conocido, he sondeado un poco entre mis colegas motoristas -de todas las edades y modalidades posibles- y he notado una falta de conocimiento real de lo que significa. Además, como la historia es bastante amena, creo conveniente repasar este concepto, tan utilizado hoy en día y tan desconocido a la vez.

A mitad del siglo pasado, el los jóvenes ingleses eran, a la par, tan amantes de las motos como de la música, más concretamente del rock and roll y sobre todo, del icónico Elvis Presley. Resumiendo mucho, lo que molaba era ser rebelde y demostrarlo. La estética roquera de chupas de cuero y pantalones tejanos se mezclaba con gasolina a base de motos modificadas para correr carreras ciudadanas, tan peligrosas como ilegales. Nacieron las Cafe Racer y la caracterización tenía como protagonista un manillar bajito “trespiezas”, asiento monoplaza y unos famosos escapes Dunstall, que emitían un ruido atronador, para muchos, música celestial. 

Las motos más utilizadas para este fin eran básicamente de fabricación inglesa y las mejores eran, sin duda alguna, las que utilizaban un motor bicilíndrico en paralelo,  denominado twin. Por eso, la Triumph que hoy probamos, con un motor bicilíndrico de 900 cc está sin duda más vinculada  a este mundo que la Ducati Scrambler. También señalar que eran los motores Triumph los más codiciados por casi todos y los que mejor se adaptaban a esta nueva necesidad. Aún y así, las motos italianas también se dejaban ver por la North Circular Road de Londres.ver galeríaScrambler Cafe Racer vs Street CupComp. Ducati Scrambler Cafe Racer vs Triumph Street Cup

Para establecer la jerarquía dentro de este movimiento social, estos rebeldes sin causa se inventaron unas carreras urbanas que consistían en poner un disco en un juke-box de cualquier bareto de moda –por supuesto un rock and roll- e intentar recorrer un inventado circuito urbano –por supuesto abierto al tráfico- antes de que la música dejara de sonar. Es decir, una actividad totalmente ilegal, pero que se puso tan de moda, que el Cafe Racer revolucionó el mercado y la historia. Había verdaderas joyas de carreras y unos preparadores de lo más profesionalesA mitad del siglo pasado nacieron las Cafe Racer, motos que representaban la rebeldía

Así pues, los cafés londinenses y como gran icono, el Ace Cafe de London fue el más popular de este movimiento durante los años setenta. Allí se reunían más de mil motos y sus propietarios y acompañantes, formando una exposición de motos, ruedas quemadas, ruido, chicas y tatuajes, de lo más variopinta.

Obligación o pasión
¿Y qué tiene que ver todo esto con el comparativo que hoy nos lleva entre manos? y ¿Por qué hemos elegido estas dos motos y no otras? Todas las marcas sienten la obligación de incluir en su catálogo a una Cafe Racer o Scrambler, pero son estos dos fabricantes, Ducati y Triumph, los que tienen una base histórica convincente y parecen hacerlo realmente con pasión, no por obligación.ver galeríaScrambler Cafe Racer vs Street CupComp. Ducati Scrambler Cafe Racer vs Triumph Street Cup

Por un lado tenemos a nuestra querida Triumph Street Cup. Podríamos decir que esta moto, como Cafe Racer, es más auténtica que la Ducati Scrambler. Tan sólo por su procedencia inglesa ya tiene muchos más puntos. Pero si repasamos la historia de estas motos aquí en España, vemos que a falta de motos de importación, aquí nos conformábamos con nuestras máquinas de creación nacional. Entre ellas la Ducati Scrambler fabricada por Mototrans fue un puntal de este negocio. Este resquicio de la historia motociclista es tal vez el que también le da sentido a este comparativo.

Tanto la moto inglesa como la italiana reflejan fielmente la filosofía Cafe Racer. La Cup tiene una aire muy deportivo de estilo clásico. Es como la preparación perfecta de la Street Twin. De ella de ha aprovechado casi todo, menos las fibras y manillar. Los acabados son buenos y esté llena de detalles: cromados, estriberas, motor laminado, suspensiones de muelles, fuelles en la horquilla y una estética muy, pero que muy atractiva. Incluso la combinación de colores amarillo-gris le dan una aire un tanto americano que recuerda un poco a la Yamaha 500 cc de Kenny Roberts. También tiene un cuadro de mandos con dos relojes que comparten una excelente información analógica y digital. Es en sí, una moto de aire más deportivo que su rival de hoy, la Ducati Scrambler Cafe Racer. ver galeríaScrambler Cafe Racer vs Street CupComp. Ducati Scrambler Cafe Racer vs Triumph Street Cup

Por su parte, la moto italiana es más una readaptación de las infinitas que tiene preparada Ducati para su preciosa y efectiva Scrambler. La estética es menos deportiva, y parece que hayan recurrido al dorsal lateral “54” – que me encanta- para rememorar y homenajear al piloto Bruno Spaggiari, uno de los pilotos más carismáticos de la fábrica (y del mundial) a principios de los ’70.

A nivel de acabados, es un poco más escueta que la Triumph. Tiene un solo reloj para toda la información, pero si tengo que ser sincero, tan sólo encuentro a faltar un cuenta revoluciones analógico más visible que el digital que lleva, al que cuesta un poco acostumbrarse. La Triumph y la Scrambler llevan colín de serie, mientras que la inglesa además cúpula

Como en los años setenta, los detalles que caracterizan estas motos son el manillar bajo, que junto con las estriberas un poco retrasadas determinan la posición del piloto-conductor. Las dos motos son muy cómodas, y combinan muy bien una ergonomía mixta para un día a día resolutivo y también para ir a jugar por nuestra carretera favorita de curvas. La Triumph tiene tal vez una posición un pelín más deportiva, pero poca cosa y sin grandes diferencias que hagan una más efectiva o cómoda que la otra. Ambas montan los retrovisores en la punta de los semimanillares. Estéticamente me encanta, pero no resultan muy prácticos, ni a nivel de visión ni, sobre todo, para circular entre el coches en zona urbana, ya que se excede demasiado en anchura.

Un detalle que podría parecer poco importante y que en verdad sí que lo es, es la cúpula de la Triumph, que aunque pequeña, marca claramente lo que es el confort a velocidad moderada. Si bien estas motos no corren excesivamente mucho, a poco más de 120 km/h la Scrambler queda muy expuesta al viento. Se me ocurrió ir de Girona a Tarragona por autopista, y en los 200 km que hay aproximadamente, quede con los brazos bien rígidos de la presión del aire. Sin embargo, con la moto inglesa, que pude hacer bastantes kilómetros, con la pequeña cúpula y una posición un poco menos erguida iba la mar de cómodo.

La diferenciaver galeríaScrambler Cafe Racer vs Street CupComp. Ducati Scrambler Cafe Racer vs Triumph Street Cup

La parte estética de las motos marca la diferencia. Y es ahí donde me remoto a principio del artículo cuando digo que aquí no hay moto ganadora. Es tan solo cuestión de gustos. Pero hay que decir la verdad, y la verdad es que en cuanto a la propulsión, no hay color.

La Ducati con su propulsor en V a 90º Desmodrómica, de 2 válvulas y 73 CV a 8.250 rpm, aun y refrigerado por aire, es mucho más motor que el de la Triumph. El motor inglés va muy bien, pero con 55 CV a 5.900 rpm no tiene comparación con el de la Ducati. Ambas motos encuentran equilibrio entre confort y efectividad por ciudad y carretera

Creo que tuve suerte de que la primera moto en probar fuera la inglesa. Así, la comparación fue a más, no a menos. Me quedé fascinado. Si bien la Street Twin me encantó, la Street Cup, me fascinó. A todas las virtudes que ya expliqué en la prueba de aquella Street Twin, se le ha sumado una estética impresionante y un plus en cuanto a efectividad gracias a la posición del conductor. Tan sólo salir de Barcelona con la Cup, decidí que al día siguiente me iría hasta la Val d’Aran y volver en un día siguiendo la N-260, una carretera que atraviesa parte del Pirineo de forma transversal y que se caracteriza por sus puertos de montaña y cientos de curvas enlazadas y con relativo buen asfalto. Me lo pasé de maravilla y al ser una moto fácil de pilotar, pude disfrutar sin estrés.ver galeríaScrambler Cafe Racer vs Street CupComp. Ducati Scrambler Cafe Racer vs Triumph Street Cup

Luego, le tocó el turno a la Ducati Scrambler. De entrada decir que soy un fan de la marca italiana y de este concepto Scrambler que parece no tener fin. Pero más allá de mis debilidades emocionales, tengo que ser neutral para las pruebas. Comparándola con la Triumph, decir que la posición de esta moto no me gustó tanto, pero me encontré con una parte dinámica de concepción más moderna y unas suspensiones que siendo sencillas, tienen un punto de firmeza que la hacen más segura entre curvas. Transmite mejor el tacto del asfalto al conductor y parece que de más información al piloto. Esto hace que podamos jugar a buscar límites, “se nota” más y podemos saber mejor en qué punto de agarre nos encontramos.

Un punto que también mejora la conducción alegre y la estabilidad, son las medidas de los neumáticos. La Twin utiliza unas medidas de neumáticos pera mi gusto, un tanto anticuadas: 100/90-18 y 150/70-17 para las ruedas delantera y trasera. Aún y así sorprende la comentada agilidad y lo bien que se desenvuelve en zonas reviradas.

Por su parte, la Scrambler, con unos neumáticos de 120/70-17 y 180/55-17 aporta mucho más en cuanto a estabilidad, incluso más ligereza en los cambios de apoyo. El perfil es más bajo y la sección más ancha, y ahí se ve claramente, que es una moto moderna, sin paliativos.

Cómplicesver galeríaScrambler Cafe Racer vs Street CupComp. Ducati Scrambler Cafe Racer vs Triumph Street Cup

Mirando estas dos motos, tengo la sensación que en vez de ser rivales son más bien cómplices. Porque no se puede rivalizar en estética. Este es un tema personal. Vuelvo a decir que la diferencia está sobre todo en las prestaciones puras. Pero no por eso hay que desmerecer para nada a la Triumph. También por este motivo, la Triumph es casi más barata: 11.150 € por 10.500 €. Un punto a favor de la Triumph que es que las prestaciones de la limitación A2, son increíble, y como dije en la prueba de la Street Twin, para mí es la mejor opción como primera moto, y tener así moto para mucho tiempo.

Las dos transmiten fielmente la historia de un pasado glorioso que a la postre fue el primer paso para que las marcas empezaran a fabricar las súperdeportivas que vimos posteriormente a finales de siglo. Son motos llenas de cultura y de glamour.

Para mi entender, las dos son un pelín caras para lo que ofrecen y nunca sería este el factor determinante para elegir una u otra. Sin saber de costes, me guastaría que montaran unas suspensiones con más opciones de reglaje y sobre todo, doble disco de freno delantero. ver galeríaScrambler Cafe Racer vs Street CupComp. Ducati Scrambler Cafe Racer vs Triumph Street Cup

Como he dicho al principio, no hay comparativo, tan sólo lo que sientas al verlas.

5 votos

Los que han leído esta noticia, también han leído...