Ducati Monster 1200 S 2017

Ducati Monster 1200 S: No solo rediseño

Javi Millán

4 votos

El monstruo domesticado

No han pasado ni tres años desde la presentación de la primera Monster 1200 y Ducati ya nos trae el “restyling” que llegará a los concesionarios en enero de 2017. Pero no solo se trata de un rediseño de sus formas  porque otra gran cantidad de elementos añadidos, tanto funcionales como de seguridad, vendrán con esta nueva generación. Está claro que la normativa Euro 4ha forzado a la mayoría de marcas en la actualización de muchos de sus modelos y el caso de esta Monster es uno de ellos. Si bien la marca italiana ya contaba con la versión R como referencia y cumpliendo con dicha normativa, la puesta en escena de estas nuevas 1200 y 1200 S ha sido en teoría algo más “fácil”.

Y no sólo porque hayan aprovechado muchos de los componentes de la R, sino porque también han añadido otros tantos ya presentes en otros modelos de la marca. Así pues nos encontramos con elementos de última generación como son la plataforma inercial combinada con el ABS en curva, el control de tracción o incluso el sistema anti-wheelie. Además, la versión S añade el sistema de cambio rápido, las luces de LED diurnas, intermitentes también con dicha tecnología, así como las suspensiones de la R y por supuesto, un guardabarros delantero de carbono. ver galeríaDucati Monster 1200 S 2017

Todos esos elementos adicionales no los llevará la versión estándar que se conformará con tenerlos de manera opcional… de momento sabemos que ambas versiones llegarán a los concesionarios a principios del año próximo y a unos precios de algo más de 14.000€ y de algo menos de 18.000€ para la versión S.

Aunque parezca casi igual…

A simple vista hay que jugar las diferencias para apreciar realmente los cambios realizados en esta nueva edición. Si bien las líneas maestras son prácticamente iguales, detalles como el depósito más estilizado, el rediseñado basculante, las nuevas tapas de motor y embellecedores u otras como la vuelta al porta matrículas tradicional, son signos de encontrarnos ante la edición 2017 de la Monster. Por supuesto que su estilo recuerda en gran medida al de la R, con ese colín más estilizado, de formas más compactas y alejadas de la generación precedente. La Monster vuelve a sus orígenes y detalles como el cierre del depósito con bisagra recuerdan a aquella del´93. Pero otros muchos nos hacen pensar en todo lo que el diseño ha cambiado a lo largo de estos años de vida. Incluso las piñas y la ubicación de los botones son ahora más funcionales. Ya no hay que pulsar cuatro segundos el botón de los intermitentes para activar las luces de emergencia y tampoco hay que volverse loco para cambiar los modos de conducción. Incluso arrancarla es aún más fácil. ver galeríaDucati Monster 1200 S 2017

Pero volvamos al nuevo diseño con formas más sutiles, menos descomunales y por las cuales el depósito ha sufrido una reducción de su capacidad en un litro. También ha cambiado el subchasis y las estriberas tanto del conductor como del pasajero están ahora separadas y reforzadas para cumplir otro de los requisitos de la Euro 4. En este sentido la normativa restringe las emisiones y el ruido por lo que el escape es ahora muy diferente –es prácticamente idéntico también al de la R-.Ha cambiado el subchasis y las estriberas tanto del conductor como del pasajero

Otros detalles como el protector del escape del cilindro trasero o el que cubre el depósito de líquido refrigerante también son de nueva factura. En el caso de los intermitentes delanteros ya no van anclados al faro sino a las horquillas que, en el caso de la versión S, son de la marca Öhlins y de 48 mm, al igual que el amortiguador trasero, de la marca sueca. Ambos componentes son los mismos incorporados en la R pero con ligeras diferencias en cuanto a tarados o settings, enfocados más al uso en carretera a diferencia de su hermana más deportiva. También hay que hacer mención las pinzas de freno delanteras en este caso las Brembo M50 que muerden dos discos de 330 mm… En la versión S el sistema de cambio rápido sin embrague DQS tanto para subir marchas como para bajarlas forma parte del equipamiento de serie también y es un sistema opcional en la versión base.ver galeríaDucati Monster 1200 S 2017

Electrónica añadida

Como en otras muchas ocasiones, sólo tuvimos la oportunidad de probar la versión más equipada la S y todas las unidades en el mismo color Gris que se estrena en el catálogo 2017. Un color que se ha elegido ya que es el mismo utilizado en algún Audi y Lamborghini. Aquí la mano del gigante automovilístico se nota en la marca de dos ruedas que posee, siendo un guiño de los italianos hacia sus jefes alemanes… 

En cualquier caso y dejando a un lado el tema del colorido – por supuesto habrá una versión en rojo-, la nueva Monster S se nota más compacta en vivo y la horquilla dorada destaca sobre el chasis negro y el resto del conjunto. El asiento es más afilado en la zona del acompañante y tanto los mandos como el cuadro digital de información han visto evolucionado su diseño para bien, incluso ahora posee indicador de marcha engranada y nivel de combustible. En el caso de la pantalla ya no presenta los reflejos de la anterior generación y su visión incluso con cielo cubierto es infinitamente mejor. Como también lo es la selección de menús gracias a los botones mejorados, más grandes y con mejor tacto. En la piña derecha se sitúa el botón de las luces diurnas y el de emergencia, junto al de arranque, éstos dos últimos en rojo.ver galeríaDucati Monster 1200 S 2017

Pero sin duda uno de los grandes avances en esta nueva generación es la introducción de la plataforma de medición inercial –IMU- que controla todos los elementos de seguridad. Al igual que en otras muchas marcas, este sistema se está introduciendo cada vez más en los modelos actuales y supone un plus en cuanto a control de la motocicleta en todo tipo de situaciones. Tampoco hay que olvidar que respecto a la generación anterior este nuevo propulsor desarrolla incluso más potencia, en concreto 15 CV -5CV más en el caso de la S- y 0.9 kgm más de par. En esta generación llega la plataforma de medición inercial –IMU-...Un dato que destaca por la cifra entregada de más de 10 kgm entre 3.000 y 10.000 rpm. Destacar también que la batalla se ha reducido en 26 mm (siendo ahora de 1.485 mm) y el colín trasero también se ha reducido en 20 mm. Además, el soporte de matrícula ya no va en el basculante –otro de los elementos rediseñados- y sí en una posición más usual. La Monster S pesa 200,5 kg sin combustible y dos kilogramos más en la versión estándar. 

Mónaco, Francia e Italia 

En esta ocasión la firma italiana nos llevó hasta tierras monegascas, un lugar idílico y siempre envuelto en el glamour del pequeño principado. Evidentemente poco hay para recorrer en un país de tan sólo 2,02 km² de extensión y la ruta prevista nos llevó hacia el norte por las carreteras francesas y tocando incluso las italianas. La jornada prevista nos llevaría a recorrer unos 130 km divididos con una parada para comer y dos puntos para fotografías. En realidad al final recorreríamos unos 160 km, los suficientes para sacar unas buenas conclusiones sobre lo que supone esta nueva generación de la Monster 1200. ver galeríaDucati Monster 1200 S 2017

Lo primero de todo es la rumorosidad mecánica. Ya lo había experimentado en primera persona sobre la versión R ya preparada para cumplir con la normativa Euro 4. Sí, así es, los bicilíndricos de Ducati ahora suenan menos. Esto para algunos será un sacrilegio. Para la mayoría algo de agradecer en el día a día. Lo cierto es que desde pocas vueltas el motor de esta nueva generación se nota más “llevadero”, con menos traqueteos o sacudidas por debajo de las 3.000 rpm y ello se agradece. Buen trabajo por parte de los ingenieros que, al contrario de otras marcas, han sabido incluso extraer más potencia al 1200 aun cumpliendo la estricta nueva normativa. 

Como en la anterior generación los tres modos de conducción facilitan mucho la labor. Pero antes de entrar de lleno en ellos, destacar las primeras impresiones en cuanto a comportamiento nada más salir del hotel. En primer lugar, la postura de conducción sigue siendo muy buena, aún más si cabe gracias al asiento rediseñado; en segundo lugar, la Monster 1200 S se siente más ágil, el recorte en la batalla se nota para bien; y en tercer lugar el cambio asistido funciona de manera correcta, a bajas revoluciones y poca velocidad. ver galeríaDucati Monster 1200 S 2017

Tutto controllato

La electrónica que incorporan las motos de última generación es una maravilla sí, un paso adelante enorme y que supone un plus de seguridad innegable. En el caso de esta Monster el resultado es también excelente. ¿Por qué? Pues muy sencillo: porque ni te enteras de que los sistemas están actuando, incluso con el suelo algo húmedo como estaba a primera hora de la mañana por las reviradas y bacheadas carreteras francesas. Evidentemente no son sistemas infalibles y que puedan superar los límites de la física. Aun así, donde la anterior generación ya te habría deleitado con un caballito aquí la electrónica ni te lo insinuará en el modo Urban – el más restrictivo y con 100 CV-. Porque ni te enteras de que los sistemas están actuando, incluso con el suelo algo húmedo

Las suspensiones se notan con un tarado más suave en compresión y quizás algo restringidas en cuanto el rebote del hidráulico, sobre todo en asfalto no en muy buen estado. Sin duda la Monster es más manejable que la anterior generación, el tren delantero se nota más asentado y puedes tener algo más de información de lo que ocurre en la rueda. No obstante, una vez cambio del modo Urban al Touring me doy cuenta de que el tacto del acelerador se mantiene algo perezoso en las órdenes al motor y saliendo de las numerosas horquillas de primera o segunda me debo concentrar en girar el puño algo más y dejar que la electrónica actúe. Esto es algo a lo que hay que acostumbrarse cuando no hay cables de conexión con el motor.ver galeríaDucati Monster 1200 S 2017Otro mundo es el modo Sport. Aquí ya sí se nota el poderío mecánico y aun rodando a ritmo tranquilo es el que más me agradó. No obstante, cabe la posibilidad de establecer los niveles de actuación en cada modo a nuestro gusto entrando en el completo menú de la pantalla. La verdad es que durante la toma de contacto tan sólo reduje el DWC –anti-wheelie- en tres puntos en el modo Touring sin notar casi levantamiento de la rueda acelerando con decisión. Tan solo el control de tracción actuó en algún momento de manera contundente y en el instante preciso en el que su Pirelli Rosso III perdía algo de contacto con el húmedo asfalto. ver galeríaDucati Monster 1200 S 2017

En vivo, más viva

Como cualquier moderno “restyling”, los cambios de diseño suelen ser un paso adelante en la andadura de modelos como la Monster que, si bien mantiene la musculatura de antaño, ha evolucionado hacia la depuración de líneas. Ahora se vuelve a dar prioridad al conductor, dejando al acompañante menos espacio para su comodidad. La seguridad ha avanzado en gran medida y, por supuesto, la facilidad de conducción y agrado mecánico. Todos esos factores hacen de esta nueva generación más atractiva en todos los sentidos, más monstruosa. También es cierto es que su posicionamiento en cuanto a precio hace de ella una máquina inalcanzable para muchos, sobre todo en esta versión S que roza los 18.000 €… Bueno, siempre queda financiar y aquí Ducati se ha subido al carro ofreciendo dicho servicio desde meses atrás, un detalle a tener muy en cuenta. 

4 votos

Los que han leído esta noticia, también han leído...