BMW R nineT

Marga Nerín

ver galeríaBMW R nineTBMW R nine T

Ya nos lo habían dicho. BMW preparaba una sorpresa para el aniversario de los 90 años de BMW Motorrad y la vimos por fin en Munich. De momento solo la pudimos tocar en parado durante la presentación estática. Es una belleza con aire retro dotada con la última tecnología con la que la marca trata a todos sus productos y una capacidad de personalización muy interesante.

La nine T se pondrá a la venta durante el primer cuatrimestre de 2014 y, para hacernos una idea, el precio que han comunicado en Alemania ronda los 15.000€.

ver galeríaBMW R nineTBMW R nine T

Nace de un concepto de moto tipo roadster clásica, pero combina estos elementos estilísticos clásicos con conjuntos de propulsores y chasis de alta tecnología. Un ejemplo de ello es su motor bóxer -como la legendaria BMW R 32 de 1923-, pero en este caso, de 1.170 cc, refrigerado por aire y aceite. Tiene una potencia de 110 CV a 7.750 rpm y un par máximo de 119 Nm a 6.000 vueltas.

El motor ruge con un sonido ronco característico e inconfundible; para ello es ayudado por los dos tubos de escape superpuestos de acero inoxidable que acentúan, visualmente, el carácter clásico de la deportiva moto tipo roadster. De la transmisión de la fuerza se ocupan una caja de cambios de seis marchas y el cardán.


Personalizable

La capacidad de personalización ha sido uno de los criterios que se ha tenido muy presente durante la fase de desarrollo de esta moto. Un elemento clave para conseguir esta personalización es el chasis. El subchasis desmontable permite elegir entre una estructura para dos personas o solo para el conductor. Pero, además de poder personalizarla con una amplia gama de accesorios originales de la marca hechos a medida, se podrá recurrir también a componentes y accesorios ofrecidos por terceros.

ver galeríaBMW R nineTBMW R nine TEn blanco, negro y plata, como las primeras BMW. Estos colores son un guiño al pasado que contrasta con una tecnología muy del presente. Se han cuidado todos los detalles, como las capas en las superficies laterales del depósito de aluminio de 17 litros o el listón embellecedor del mismo material que se encuentra en el lado derecho y que acuña el emblema de la nine T.

Muchas partes de esta moto tienen un acabado manual, e incorpora numerosas piezas de aluminio forjado (en las horquillas o la tija). Por su carácter de roadster tradicional monta llantas de radios, lo que implica el uso de neumáticos con cámaras.

Para disfrutar en ruta

El Telelever, usual en las motos de BMW con motor bóxer, se sustituye en la nine T mediante una horquilla telescópica invertida similar a la que lleva la superdeportiva S 1000 RR, con un recorrido de 120 milímetros.

El dueño de la moto podrá elegir pasear confortablemente con un acompañante o trazar curvas de una manera más deportiva, destornillando el módulo previsto para el acompañante.

La nine T llegará antes del mes de abril a los concesionarios, por un precio que no creemos que supere los 15.000€ (aún por confirmar por la marca), para disfrutar de la conducción y del concepto de rutear con un marcado estilo clásico.