BMW G650 GS: Para todos los públicos

ver galeríaBMW G650 GSBMW G650 GS

La marca bávara ha rescatado el modelo monocilíndrico que sacó a la luz hace años y ahora ha renovado lo justo, porque la verdad es que la F650 GS cumplía a la perfección la función de "moto de acceso". Este nuevo modelo puede presumir de bajo coste de mantenimiento y consumo, además de tener grandes dotes en versatilidad, seguridad y fácil manejo

La BMW G650 GS se empieza a comercializar este mes de marzo.


PVP:
BMW G650 GS 6.850 €


Puesto de conducción / A dúo

ver galeríaBMW G650 GSBMW G650 GS

Estudiado hasta el último detalle, el puesto de conducción que ofrece la G650 GS obliga al conductor a mantener una posición erguida y cómoda, gracias a unos estribos generosos y a un manillar ancho que está a suficiente distancia del cuerpo, permitiendo conducir de forma relajada. La contenida altura del asiento (790 mm de base, pero regulable en tres posiciones) y la estrechez de éste hace que sea cual sea nuestra altura lleguemos al suelo sin problemas. La cúpula paravientos es ligeramente más alta que en la versión anterior F y a la hora de circular en vías rápidas se nota ese aumento de protección aerodinámica. En cuanto a los mandos de la moto, todos se encuentran bien ubicados en las piñas del manillar, excepto el botón del warning y el de los puños calefactables -elemento opcional en la moto-, algo lejos y que nos obligan a soltar la mano del manillar si queremos activarlos.
En cuanto al pasajero, la G650 GS ofrece unos estribos grandes con superficie de goma que aseguran una buena sujeción de los pies, mientras que las asas que se encuentran en la parrilla trasera ayudan a que el agarre del acompañante sea cómodo. El cuadro de mandos es bastante completo y ofrece un velocímetro analógico, mientras que el indicador del nivel de combustible, el cuentarrevoluciones, reloj y cuentakilómetros -total y parcial- son digitales. Los testigos de luces de carretera, punto muerto, intermitentes o de la temperatura del motor son de fácil lectura y se encuentran justo al lado del cuadro analógico.

Mecánica y consumo

ver galeríaBMW G650 GSBMW G650 GS

El motor de la 650 GS es el ya conocido monocilíndrico de 652 cc, 4 válvulas y doble árbol de levas en cabeza, inyección electrónica y doble encendido que ofrece un Par motor de 60 Nm. a 5.000 rpm y una potencia de 48 CV a 6.500 rpm. Tiene 5 velocidades y es un motor que aunque vibra bastante por su naturaleza de monocilíndrico, ofrece mucha polivalencia y versatilidad, pareciéndose mucho a la hermana mayor F800. Las recuperaciones son francamente buenas, sobretodo en marchas largas donde el motor tiene más recorrido. Además, tiene un consumo realmente muy bajo (en conducción mixta medimos unos 3,9 litros los 100Km, mientras que en conducción por autopista el consumo se disparaba hasta los 4,5). La autonomía de esta moto permite hacer más de 300 Km. sin parar a repostar, detalle que se agradece.

Comportamiento

ver galeríaBMW G650 GSBMW G650 GS

BMW ha buscado en la G650 GS un comportamiento muy similar a su hermana F800 GS y lo ha conseguido. En carreteras reviradas la moto se muestra muy ágil y rápida y es apta para la conducción deportiva. En este aspecto, encontramos que el sistema de frenada ABS -desconectable- salta muy rápido, ofreciendo una conducción del todo segura en cualquier situación. La frenada, aunque suficiente en la mayoría de casos, se confía a un solo disco delantero de Ø 300 mm y a un trasero de Ø 240 mm. Por ciudad, esta GS se muestra ágil y maniobrable, gracias a un manillar ancho y a su peso contenido. Debemos destacar la suspensión trasera, regulable fácilmente; aunque la horquilla convencional delantera no ofrece las mismas opciones.

Valoración Final

ver galeríaBMW G650 GSBMW G650 GS

Teniendo en cuenta los precios por los que se mueven las motocicletas BMW, podemos decir que la marca bávara ha hecho un enorme esfuerzo para sacar al mercado una moto que sirva para todos los públicos y que se defienda bien en distintos terrenos, además de tener unos costes de mantenimiento y consumo mucho menores que la media del segmento. Además, la 650 rinde 48 CV, por lo que se perfila como seria candidata a ser la moto de acceso para aquellos que se hayan sacado recientemente el carnet y quieran adentrarse en el mundo de las motos de forma fácil, divertida y segura. Y como siempre, la marca alemana nos ofrece un equipamiento opcional para convertir a nuestra GS en una rutera o por el contrario, en una offroad con prestaciones muy parecidas a sus hermanas bicilíndricas.

LA OPINIÓN DEL INVITADO

Por Mónica Carro
Soy propietaria de una GSX-R 600 y estoy realmente contenta con ella, pero últimamente me atraen también las motos más polivalentes, Supongo que el hecho de que últimamente la use más entre semana que para en mi tiempo libre de fin de semana influye. Así que cuando en Motos.net me ofrecieron la posibilidad de probar una de esas motos polivalente, cómoda y a la vez urbanita como lo es esta BMW, no me lo pensé dos veces.
Vengo de una moto donde la palabra estabilidad y potencia van unidas al mismo alto nivel. Pues bien, esta GS me ha sorprendido de entrada por dos motivos. Lo primero ha sido por su aceleración y recuperaciones en cualquier marcha. Estar acostumbrada a muchos caballos pero todos arriba, te demuestran que no se aprovechan por ciudad, así que esta BMW con menos te da más, dado que siempre tienes respuesta en el mando del gas. La otra sorpresa me la he llevado en su estabilidad, pues me esperaba menos dado que mi moto en ese sentido es una fuera de serie. Aquí además de contar con ella, me brinda además una manejabilidad que en ciudad se agradece muchísimo. Sobre ella me encontré muy bien desde el principio, es muy cómoda y la sensación de robustez me sedujo: las deportivas lo tienen todo demasiado fino por el tema del peso y eso se traduce en fragilidad...
Alguien como yo que siempre va en moto, invierno y verano, lo de los puños calefactables es mano de santo... Lo mismo que la cúpula, que aunque es pequeña, en las vías rápidas de deja sentir en estos duros días de invierno, con la ventaja de no influir negativamente en jornadas ventosas. Un monocilíndrico no había estado nunca en mis planes por mi estilo, pero después de comprobar lo suave que va esta no lo descarto. El motor se siente, pero las vibraciones no molestan porque son muy suaves y el sonido me ha gustado aun siendo diferente al de la mía... Y para acabar, algo muy importante en estos días. Gasta como un mechero y con los tiempos que corren...