BMW R nineT Pure: El equilibrio clásico

BMW R nineT Pure: El equilibrio más clásico

Víctor Maciel

7 votos

Puro equilibriover galeríaBMW R nineT Pure:  El equilibrio clásicoFotos: Arnau Puig

La gama R nineT este 2017 está compuesta de cinco modelos. A la R nineT Pure que probamos la acompañan la R NineT, pensada para un uso más deportivo, la preciosa Cafe Racer denominada nineT Racer de semi-manillares bajos con la que comparte bastante de la parte ciclo, la R nineT Scrambler y una trail (la R nineT Urban GS que aún está por llegar) con aires clásicos.
Es relativamente fácil pensar que la Pure es la más equilibrada de las cinco, después de todo: dos de sus "hermanas" traen o traerán opcionalmente neumáticos off road, y de las otras dos... una tiene semimanillares y la otra una llamativa horquilla invertida que, al menos visualmente, la hace parecer más deportiva.
El equilibrio de la Pure no solo destaca entre los miembros de una familia que comparte multitud de características. También es una moto que destaca por su equilibrio de prestaciones, entre todas las naked de uso deportivo del mercado y todas las máquinas de aire clásico y uso principalmente urbano que tan de moda están últimamente.

En ciudad

Se trata de una moto de cuidado diseño, en la que se uno bien puede divertirse en una carretera de curvas, o rodar entre el tráfico de una ciudad congestionada como es Barcelona, sin sentir el esfuerzo extra que a veces supone escoger una moto de alta cilindrada para "moverse" por encima de la sencillez de uso que pueda ofrecer, por ejemplo, un scooter.Igual de buena para divertirse en una carretera de curvas, o rodar entre el tráfico
La primera característica que me llamó la atención va un poco de la mano de mis necesidades particulares y es la siguiente: no es tan ancha como parece. Por detalles que no vienen a cuento, entro y saco del sitio que utilizo para que mis motos y las de pruebas pasen la noche bajo techo por una puerta. Puede que pienses: "tú, como el resto de los seres humanos que dejan una moto en un sitio cerrado" pero no es el caso, porque la mía es una puerta "de casa", de poco menos de 90 centímetros de ancho y aunque el acceso es sencillo, más de una vez me he encontrado que una moto que a simple vista no parece que vaya a darme problemas, a la hora de la verdad cabe muy justo, o sin más... no cabe.ver galeríaBMW R nineT Pure:  El equilibrio clásicoLa Pure, con un radio de giro muy bueno, menos de un metro y medio de distancia entre ejes (1.493 mm), un asiento elevado pero estrecho que me permite poner los pies en el suelo perfectamente y unos cilindros opuestos que destacan -aún más por el minimalismo del resto del conjunto- como punto más ancho, cabe por la puerta perfectamente y sin complicaciones... y obviamente, con la misma facilidad que entra y sale de mi pseudo-parking se mueve entre el tráfico. "Por donde pasan los bigotes pasa el gato" dice mi madre... y algo parecido pasa con la BMW. Por donde pasan los espejos pasa la Pure y así es como te encuentras rodando entre el tráfico con una moto de 1.170 centímetros cúbicos y 219 kilos (ni es tan ancha, ni es tan pesada!) casi con la misma facilidad con la que lo harías en un scooter de alta cilindrada. Evidentemente exige un nivel de experiencia que un scooter no requiere, pero a cambio ofrece un comportamiento mucho más divertido.
Es cierto que los cilindros están donde están, que en verano te calientan los pies (y lo que no son los pies) y que es relativamente fácil patearlos cuando maniobramos la moto en parado o bajamos un pie sin prestar atención en un semáforo, pero esta es una característica inequívoca de los boxer desde que BMW los emplea para impulsar motos, cosa que lleva haciendo desde 1923, con lo que achacarle este problema a la Pure no sería del todo justo.ver galeríaBMW R nineT Pure:  El equilibrio clásicoSu forma de vibrar en parado y su tendencia a balancearse hacia la derecha cuando aceleramos en parado, son una especie de firma. Estas características están ahí, pero nunca he conocido a ningún usuario de BMW al que le molesten y sí sé de muchos que las echaremos de menos cuando el carismático bicilíndrico alemán dé paso a los motores eléctricos que inexorablemente nos esperan en el futuro.
En una moto de diseño minimalista las dimensiones del boxer impresionan más de lo que llegan a incomodar. El motor es ancho sí, pero sus cotas no llegan a suponer un lastre a la hora de moverse en ciudad.
Un embrague suave y ligero de accionar y un motor sin picos ni violenciaNo todo es mérito de sus dimensiones, a moverse entre el tráfico con facilidad, también ayuda un embrague suave y ligero de accionar, un motor sin picos ni violencia inesperada en sus reacciones y una postura que, fuera del aspecto intencionadamente clásico, sobrio y elegante de esta moto, se asemeja bastante a la posición en la que iríamos en una supermotard. No hay que ser adivino para imaginar que un asiento tan estrecho como este, el pasajero no irá cómodo mucho tiempo, pero la Pure no está pensada para recorrer grandes distancias del tirón y sí para ser disfrutada mientras se la conduce.
Sentado recto, cómodo, sin tener que girar el cuello hacia arriba para mirar al frente, me muevo entre el tráfico sin pensar en la moto que estoy conduciendo... y cuando eso pasa, no puede ser más que una buena señal. La BMW me puso las cosas tan fácil moviéndome en ciudad, que tenía la sensación que cuando llegara el fin de semana y por fin pudiera cogerla por una carretera de curvas, me aburriría.

En carretera

La segunda sorpresa grata me la dio, obviamente, cuando por fin llegó el fin de semana. ¡La moto en carretera de curvas es divertidísima! No debería sorprenderme, después de todo. Debajo de su apariencia clásica, no deja de ser una R nineT y sin embargo esperaba algo más soso, porque después de disfrutar durante toda la semana de su comodidad, imaginaba un comportamiento más "aburguesado", pero nada más lejos de la realidad.
El archiconocido bicilíndrico tiene más que demostrada su fiabilidad, después de todo es el mismo motor con el que miles de R 1200 GS de la generación anterior han dado vueltas y más vueltas por el mundo...
Ser fiable no es sinónimo de ser aburrido. Su empuje sin sobresaltos ni deficiencias lo hacen perfecto para rodar por una carretera de curvas sin tener que estar demasiado pendiente de la caja de cambios de 6 velocidades.ver galeríaBMW R nineT Pure:  El equilibrio clásicoSupongo que leyendo esta prueba, habrá conductores/pilotos de todo tipo y que no todos tendremos el mismo nivel de exigencia. Yo estoy bastante lejos de ser un piloto de carreras... De hecho estoy bastante seguro que rodando cómodo y sin preocuparme demasiado que marcha tengo engranada, puedo ir más rápido que con la incomodidad de unos semimanillares y caballos "de más". No es algo que pueda demostrarme a mí mismo con telemetría, pero si no ruedo más rápido yendo cómodo, por lo menos ruedo rápido con comodidad y eso, por sí solo se agradece. La ausencia de embrague anti-rebote me recuerda cada tanto que la Pure no es un juguete, si sueltas con poca delicadeza el embrague en una reducción la rueda trasera se encarga de recordártelo, pero tampoco es una sensación peligrosa. La rueda trasera no me ha pasado en ningún caso por delante... sin más se ha movido un poco para recordarme que estoy apurando los límites legales para rodar en carretera y que lo estoy haciendo con una moto que si bien es dócil y fácil de llevar, bien podría darme un susto si la aprieto sin recordar que estoy bastante lejos de ser Randy Mamola.

Parte ciclo

Imagino que para algunos la horquilla convencional con barras de 43 mm pueda parecer poca cosa. Para mi su comportamiento es excepcional. La prefiero por mucho al Telelever que acompañaba a este motor en las antiguas GS y que si bien era excelente, a mi me suele descolocar por lo mucho que difiere en comportamiento con una horquilla de las de "toda la vida"... Además, es lo suficientemente buena para mi ritmo y capacidad de conducción. Difícilmente sea capaz de sacar todo el partido a una horquilla invertida de 46 mm como la que trae de serie su hermana R nineT, que para este 2017 tiene todo tiepo de reglajes al heredar la de la S 1000 RR, la superbike de 200 CV.... Para quien lo sea, podrá escoger a su hermana deportiva siempre que no le importen los 3.170 euros que hay de diferencia: se pasa de los 13.120 euros de la nuestra a los 16.290 de la R nineT.
En la Pure el depósito de combustible es de acero y no de aluminio pulido como en la R nineT y con 17 litros; ha perdido uno con el cambio de material. Las llantas de fundición son de 5 palos y el escape de muy buen sonido aunque ya no esté "firmado" por Akrapovic, tiene una única salida y no dos. Estas no son las únicas diferencias con su hermana más deportiva, pero sí son las que más saltan a la vista.
ver galeríaBMW R nineT Pure:  El equilibrio clásicoLas pinzas de freno Brembo convencionales, de cuatro pistones delante y dos detrás, proporcionan prácticamente el mismo poder de frenada del que podrías disponer con unas pinzas de anclaje radial. El ABS de serie, que en el 2017 ya no es desconectable, se encarga de que esto sea así. Si en esta o en cualquier moto quisieras una frenada mejor, solo podrías encomendarla a unos discos de mayor diámetro. La gama nineT comparte los discos delanteros de 320 milímetros y aunque las pinzas difieren, siendo de anclaje radial en nineT y convencionales en la Pure, la electrónica se encarga de que la diferencia entre ambas sea materialmente inapreciable para cualquiera que circule dentro de unos límites más o menos legales.

Reloj e indicadores

Como último elemento diferenciador de la Pure con la R, encontramos un cuadro de instrumentos de un único reloj. Mis valoraciones en este punto, son diferentes dependiendo del uso que le quieras dar.
Estéticamente prefiero un solo reloj. Lo encuentro más sobrio... más "armónico". En línea con el resto del diseño de la moto... en la que sea buscado una pureza de líneas, evitando estridencias y elementos innecesarios. Funcionalmente, creo que podrían haberse esforzado un poquito más, primero porque el contraste de la pantalla digital no es todo lo bueno que podría ser y segundo porque, si bien la utilización es sencilla e intuitiva, la información que aparece en el display es un poco justa. Un cuarto de la pantalla solo es útil cuando activamos los puños calefactables... o cuando nos estamos quedando sin gasolina. Si no se dan ninguna de esas dos circunstancias, el lateral derecho permanece en blanco, mientras que el resto del display nos informa alternativamente de parciales y RPM. En caso de que entre la reserva, el panel nos informará de los kilómetros que llevamos recorridos, pero no de los que aún podemos recorrer con la gasolina que nos queda. Es útil sí, de hecho es infinitamente mejor que ver la luz de reserva y no saber cuánto rato lleva encendida y sería mejor aun, si supiera cuántos kilómetros se pueden hacer con la reserva. Yo no lo sabía y casi me da un infarto cuando vi que la pantalla indicaba 0,5 km. Cuando vi que la cifra aumentaba en vez de disminuir me relajé, pero no pude evitar quedarme con la sensación de que, cuando la moto me deje tirado por primera vez y no antes, sabré con exactitud cuándo tengo que empezar a preocuparme.
ver galeríaBMW R nineT Pure:  El equilibrio clásicoLa capacidad de la reserva es aproximadamente de unos 3,5 litros, lo que en teoría y según BMW, a 90 km por hora debería alcanzar para recorrer unos 75 km, pero que yo no estiraría mucho más de 50 kilómetros, después de comprobar que rodando "alegre" en ciudad y a 120 en autopistas, el consumo se acerca muchísimo a 6 litros a los 100, lo que tampoco está tan mal para un bicilíndrico de 110 cv y 119 Nm de par máximo, que uno tiende a apretar solo por diversión a la mínima que el asfalto lo permite.
El control de tracción no es intrusivo ni llega a ser molesto cuando actúaEl control de tracción, que la unidad probada poseía pero que BMW ofrece como opción, funciona estupendamente. No es intrusivo ni llega a ser molesto cuando actúa, siempre que no aceleres como un anormal por encima de las condiciones obvias de agarre y tanto en carretera como en ciudad constituye un elemento estupendo en materia de seguridad, sobre todo con el asfalto sucio o mojado. Por supuesto, es desconectable y hacerlo no hace más que convertir esta máquina es un juguete aún más excitante. No se descontrola ni da sustos. Con el asfalto seco... solo notas un poco más el carácter pero sin que desaparezca la sensación de control. Aun siendo una ayuda fantástica, es fácil suponer que teniendo un poco de precaución en condiciones adversas, no es un extra absolutamente indispensable. Digo esto desde la más absoluta abstracción, porque siempre que las condiciones me fueron desfavorables lo llevé conectado, que una cosa es suponer y otra muy distinta es ser estúpidamente arriesgado. En cualquier caso, si no lo instalas, siempre tendrás un botón en la piña, que inexplicablemente pone ABS, para recordarte el accesorio que no tienes ni puedes desconectar.

Detalles personalizables

Henry Ford decía sobre el Modelo T que "el cliente puede comprar un coche del color que quiera, siempre y cuando sea negro". El señor Ford tenía sus razones, económicas principalmente, para ofrecer una gama cromática tan acotada, si es que podemos llamarle "gama" a un solo color. En BMW deben de haber pensado algo muy parecido, porque al menos de momento, puedes elegir la Pure del color que quieras, siempre que ese color sea Gris Pirineos.
No es un color que me vuelva loco, pero tampoco es cierto del todo que sea la única opción disponible, ya que puedes solicitar que el depósito sea de aluminio, de la misma forma que puedes pedir el colín monoplaza o las llantas de radio que montan sus compañeras de gama.
Dicen que "nunca llueve a gusto de todos", pero lo cierto es que en una moto con un diseño tan cuidado, que yo habría querido algunos detalles resueltos de forma diferente, aunque puede que estos puntos sean completamente subjetivos.
ver galeríaBMW R nineT Pure:  El equilibrio clásicoLos intermitentes de la Pure, de diseño moderno y corte anguloso, van camino a convertirse un clásico de BMW, no porque destaquen especialmente por su belleza, sino porque los alemanes los montan en casi todo, son los mismos que utiliza la R 1200 GS, la F 800 GS y hasta la hiperdeportiva S 1000 RR. Obviamente son idénticos a lo que puedes encontrar en toda la familia nineT, pero mientras que en motos de corte más deportivo su diseño no destaca, o si lo hace, lo hace para bien, una moto como la Pure habría agradecido unas luces de giro de diseño un poco más clásico. En la unidad de prueba habían sido sustituidos por unos de LED de diseño aún más moderno y afilado que BMW ofrece como accesorio para las nineT y también para todas las demás. Lejos de agradar más, a mi gusto hacían aún más evidente que esta moto ganaría con unos intermitentes clásicos. Con los espejos tuve una sensación muy parecida: no tienen absolutamente nada de malo... y sin embargo me habría decantado por unos aún más sobrios, que se integraran mejor con el aire discreto, elegante e intemporal que destila el resto de la moto.
No tengo nada claro que BMW se haya olvidado de estos detalles. Casi parece que los haya puesto ahí para que sirvan de incentivo para aquellos que quieran convertir esta estupenda base en una moto única. Después de todo, la multitud de accesorios disponibles, en su mayoría compartidos e intercambiables con sus hermanas de gama, son uno de los puntos fuertes de una máquina, pensada para ser igual de atractiva para los que buscan algo fiable, discreto y divertido que para los que ven en ella el punto de partida perfecto para crear un moto con infinitas posibilidades de personalización.

7 votos