BMW R 1200 GS 2017

BMW R 1200 GS: Marcando el territorio

Javi Millán

14 votos

La reina más difícil de destronarver galeríaBMW R 1200 GS 2017

Podremos quejarnos de su precio, de su tamaño, de su estética o infinidad de detalles hasta cierto punto banales, porque la R 1200 GS es la maxi-trail más vendida en todo el mundo y eso no es cuestionable. Bien es cierto que en nuestro país puede llegar incluso a pasar desapercibida -entre tanto scooter de 125 superventas- y para ello debemos juntar los números totales de ventas en 2016 de las dos versiones disponibles hasta la fecha: la GS y la GS Adventure. En este caso y sumando las matriculaciones de ambas, se situó el año pasado cerca del Top 10 de motocicletas en España -unas 2.500 unidades-. Sí, una moto que supera los 20.000€ en la mayoría de los casos, que pesa más de 250 kg y que no es precisamente la mejor para el uso diario ¿o sí? 

El gran aumento de competidores en este segmento además de la llegada de la normativa Euro 4 han "forzado" a BMW a realizar esta actualización que, entre otras muchas mejoras, equipa un motor con un nuevo catalizador, además de un amortiguador de vibraciones en el eje de salida de la transmisión, un nuevo selector y unas transmisiones del cardán revisadas; sin olvidarnos de la estética pulida y una ganancia en confort o ergonomía gracias al rediseño de la zona de las rodillas. Quizás no habrían sido necesarios muchos cambios este modelo estrella de la gama BMW, pero los alemanes han aprovechado la oportunidad para ampliar los puntos fuertes de una GS que, cada vez, es más fácil de conducir, más segura y confortable. Una innumerable lista de accesorios y paquetes opcionales se suman en esta nueva generación que hemos tenido la oportunidad de probar en la presentación realizada en exclusiva para algunos medios europeos. 

La GS llegará a los concesionarios en las próximas semanas y, sobre la versión básica que parte de los 16.690€, se pueden añadir una infinidad de opciones o packs, como viene siendo habitual en la marca bávara, permitiendo configurarse hacia un aspecto más Off-road o todo lo contrario, dependiendo de si se elige entre los acabados Ride o Experience.ver galeríaBMW R 1200 GS 2017

Cambios reseñables

Antes de entrar de lleno en lo que fue esta presentación dinámica, repasemos algunos e importantes aspectos de la nueva generación R 1200 GS y que, como no podía ser de otra manera, llega de manera imponente, marcando el territorio claramente, sin dejar lugar a dudas de que en BMW no quieren que nadie les gane terreno con modelos competidores y de similares características. Partiendo del motor Bóxer con refrigeración líquida y estrenado en la gama allá por 2013, la adaptación a la nueva normativa no ha sido un gran problema para BMW y han podido mantener la potencia de 125 CV, pero en esta ocasión a un régimen mínimamente superior: 7.759 rpm. El nuevo aspecto exterior corrobora el enfoque algo más “joven” de esta generación, así como la posibilidad de combinar diferentes colores con paquetes específicos según la utilización que vayamos a realizar. A ello hay que sumar un mayor número de variedades de asientos y alturas lo que permite a la R 1200 GS 2017 adaptarse a cualquier tipo de cliente y altura.La nueva normativa no ha sido un gran problema para BMW y han podido mantener la potencia 

Si bien sobre la versión básica podemos añadir infinidad de elementos opcionales de fábrica, los responsables de la marca nos prepararon una jornada dividida en dos partes y en la que pudimos rodar en unidades bien diferentes. Una primera parte fuera de pistas con la R 1200 GS en acabado Ride –665€- , que incluye el asiento Rallye, un parabrisas deportivo, protectores de bastidor y radiador, reposapiés Enduro y llantas de radios, así como suspensión deportiva elevada y ruedas con tacos opcionales; y una segunda parte de la jornada en asfalto sobre las versiones estándar y otras con el pack Experience -372€- que tan sólo cambian en la tonalidad negra del motor y el color chocolate de su carrocería, además de los embellecedores laterales en aluminio y las pegatinas sobre el depósito con las siglas GS.ver galeríaBMW R 1200 GS 2017

No obstante, todas las unidades incorporaban multitud de extras y accesorios con el fin de enseñarnos las ventajas de cada uno de ellos, sobre todo los sistemas dinámicos y de ayuda de la conducción como los modos de conducción Pro, la evolución de las suspensiones Dynamic Esa, el asistente de cambio rápido o incluso lo escapes HP firmados por Akrapovic, en el caso de las unidades con el pack Ride. 

Todo controlado

Modos de conducción Pro - Dynamic Pro y Enduro Pro opcionales (de fábrica)- con luz de freno dinámica, ABS Pro, DTC y asistente de arranque en pendiente, Dynamic ESA, asistente de cambio, faros LED, intermitentes LED, colector de escape cromado, protectores de puños, puños calefactables… La lista de opciones puede llegar a ser interminable y haciendo una configuración rápida de la versión Ride que pude probar y con los equipamientos opcionales que incorporaba, su precio superaba los 24.000€. Casi nada. Esto sería lo más próximo a una GS Adventure que, en esta generación 2017 de momento no tendrá versión con depósito de combustible ampliado, aunque se mantendrá en el catálogo la generación precedente. 

Volviendo al diseño, el nuevo estilo marca sus formas hacia un lado más “deportivo” y los detalles pulidos tanto en el frontal como en la zaga hacen de la GS más dinámica, visualmente hablando. Lo mismo ocurre cuando te sientas a sus mandos, sobre todo con la cúpula rebajada de las unidades que probamos durante la jornada matutina y el nuevo fondo de relojes que estrena tipografía. ver galeríaBMW R 1200 GS 2017

Pero sin duda uno de los factores más importantes en esta nueva generación, más allá de la adaptación a la normativa Euro 4 o el pulido diseño, es la ampliación o evolución de los sistemas de ayuda electrónicos. La evolución de las suspensiones Dynamic ESA con modo de amortiguación y auto nivelación automáticos, así como los modos de conducción Pro con DTC o el control de arranque en rampas son valores añadidos en esta edición 2017. 

Porque si hay una característica que ya definía a este buque insignia del segmento maxi-trail era la facilidad de conducción, -teniendo en cuenta aspectos como el peso y el tamaño general de una máquina preparada para todo o casi todo- y en esta generación sube incluso de nivel con tanta opción electrónica disponible. Más si cabe con unos buenos neumáticos enfocados al uso Off-road como pueden ser los Continental TKC 80, con los cuales la GS es una trotamundos, como bien saben la mayoría de los aficionados a las dos ruedas. 

La electrónica con más protagonismo

En esta ocasión volvimos a Almería, provincia que últimamente visitamos con asiduidad. Un lugar perfecto para probar la R 1200 GS en cualquiera de sus configuraciones de equipamiento. Y digo en cualquiera porque durante la jornada pude probar tanto la versión básica con muchos extras y otra disponible con el Pack Ride -en Alemania y otros países denominado Rallye-, así como la Experience – Exclusive en otros mercados-. Partiendo de la básica se puede configurar hacia el lado más Off-Road u otro más lujoso y confortable. 

ver galeríaBMW R 1200 GS 2017

Nos separaron por grupos así que por la mañana me tocó rodar con la Rallye, perdón Ride, fuera de pista. Sobre una unidad con todas o casi todas las opciones de fábrica instaladas. Desde los Modos de conducción Pro, hasta el GPS, pasando por el escape Akrapovic o los reposapiés de Off-road. “Prueba a subirte y nos dices qué tal llegas al suelo.” Me dijeron los “chicos” de BMW. “Creo que bien.” Les respondí. “No necesito otro asiento.” Quien quisiera tenía la opción de instalar uno rebajado, pero con mi 1,75m el asiento más plano en la posición más baja me fue suficiente. Y eso que la GS con este pack puede llevar incluso unas unas suspensiones deportivas opcionales, las cuales elevan el conjunto en 20 mm, además de recortar la batalla desde los 1.507 mm hasta los 1.496 y el avance desde los 99,6 mm a 95.Ya en marcha sorprende el tacto del motor, con las vibraciones mitigadas, reducidas...

Ya en marcha sorprende el tacto del motor, con las vibraciones mitigadas, reducidas a la mínima expresión. Más aun, las típicas oscilaciones laterales al abrir gas sin contemplaciones, casi ni las sientes. Ahora sólo las notarás si aceleras en parado de manera brusca. Porque en marcha la nueva GS es una delicia. Tanto, que en caminos parece que vayas flotando, como levitando encima de un colchón. Las suspensiones absorben todo de manera increíble y lo más importante es que con la opción electrónica se mantiene la altura constante del conjunto, evitando que las transferencias de masas distorsionen en comportamiento dinámico. Esto en la práctica se traduce en una moto súper noble y equilibrada. Algo así como la primera vez que probé un todo terreno con barras de torsión reguladas eléctricamente y en el cual no existían balanceos apreciables de la carrocería. Si a esto sumamos el buen agarre de los Continental opcionales, la mezcla es impresionante. Porque la GS se conduce ahora con mayor facilidad. ver galeríaBMW R 1200 GS 2017

Una vez que abres gas a fondo con el modo Enduro seleccionado, la derrapada está muy controlada y el control de tracción te deja libertad hasta cierto punto, no mucho, pero lo justo para divertirte algo. Esto para los más inexpertos será de gran ayuda en terrenos complicados. Para los más expertos solo hace falta desbloquear el sistema hasta el modo Enduro Pro que desconecta tanto el control de tracción como el ABS en la rueda trasera. Sigue sorprendiendo que una moto de esta envergadura se pueda manejar casi como una moto de enduro mucho más ligera. Sí, evidentemente el ritmo puede que no sea el mismo pero la sensación de control es máxima en cualquier caso y eso se agradece. El único punto negativo y que puede resultar algo molesto, son los ruidos procedentes de la trasmisión al cortar gas, justo cuando la rueda trasera golpea un obstáculo… Pero bueno, es algo perdonable, ¿verdad? Más si cabe con las ventajas del cardán. 

Sobre el asfalto con la “básica”

Ya por la tarde me tocó la ruta por carretera y con la versión estándar de la nueva GS. Una versión que se diferencia por su motor en color aluminio y unos embellecedores laterales con el logo GS, además de estar sólo disponible en colores negro o blanco de carrocería. Como podréis observar en las fotos también las pinzas de freno son negras, algo que en el acabado Ride o Experience se vuelve dorado. Como doradas son las barras de la horquilla en el caso de elegir la opción de suspensiones electrónicas que también llevaba mi unidad de pruebas. 

Más de lo mismo sobre las sensaciones experimentadas durante la mañana en el recorrido Off-road. La nueva GS es aún más segura y dinámica. Más suave, es más silenciosa en todos los sentidos – en el caso de ir con el escape de serie- y el comportamiento sigue siendo sorprendente para una moto de estas características. Las suspensiones electrónicas son totalmente recomendables, más si cabe en conducción deportiva o cuando se viaje con mucha carga. En fuertes apuradas de frenada la GS ni se inmuta y no ocurre como en anteriores generaciones que el tren trasero tendía a elevarse y serpentear. Aquí y ahora la R 1200 se mantiene estable en cualquiera de los casos. Además, la ergonomía te permite acoplar mejor las rodillas sobre el depósito, algo que no pude observar correctamente por la mañana dado que me pasé la mayor parte del recorrido de pie sobre las estriberas. ver galeríaBMW R 1200 GS 2017

Si sobre la versión Ride ya me había sentido a gusto, con esta Experience me ocurrió más de los mismo, aunque si tuviera que elegir me quedo con la primera y sus suspensiones de mayor recorrido, ese llamativo color azul, las llantas de radios y por supuesto con neumáticos de tacos… Al fin y al cabo, sería para irme a recorrer el mundo. Mucho más segura gracias a la ampliación de sistemas electrónicos y eso es un gran paso

Territorio GS

Queda por tanto más claro que en BMW no quieren dejar espacio a los competidores y la GS es más GS que nunca. Ha ganado en dinamismo, algo en estética, es más confortable y segura. Mucho más segura gracias a la ampliación de sistemas electrónicos y eso es un gran paso adelante que los clientes agradecerán. Por el lado negativo, como siempre la multitud de opciones disponibles pueden llegar a volverte loco, sumando unos cuantos de miles de euros al precio final sin darte cuenta. Lo bueno de esto es tener una moto casi exclusiva, a no ser que alguien copie tu configuración…ver galeríaBMW R 1200 GS 2017

Desde 2013 cuando se lanzó la generación de refrigeración líquida se han vendido cerca de 100.000 unidades R 1200 GS en todo el mundo y eso es un síntoma de que en BMW han seguido manteniendo buen camino, algo que con esta edición 2017 estamos seguros mantendrán. 

14 votos

Los que han leído esta noticia, también han leído...