BMW R 1200 GS: Actualizada la trail viajera por antonomasia

Paulino Arroyo

5 votos

Adaptación al medio: El modo de sobrevivir

ver galeríaBMW R 1200 GS

Durante más de treinta años las siglas GS, han sido sinónimo de polivalencia. Igual afrontaba un largo viaje por carretera que una travesía por pistas, un viaje a África que un fin de semana compartido. Y esa era su principal virtud: Adaptarse al medio o mejor aún, adaptarse al uso que su propietario desearla darle. Y con la llegada de numerosos modelos con las GS como base eso era aun más cierto y reconocible, pues las distintas versiones se “adaptaban” a los gustos y necesidades de cada usuario. 

Muchas opciones a la carta

ver galeríaBMW R 1200 GS

Las unidades de GS que representan el salto a 2017 aportan, necesariamente, todo aquello que la nueva Euro-4 pone sobre la mesa. De ese modo dispone de, por ejemplo, un nuevo convertidor catalítico adaptado para cumplir la norma UE4 siendo la potencia de 125 CV a 7.750 rpm.

Pero no se han conformado en la BMW Motorrad con cumplir los mínimos impuestos, y por ello se ha creado una nueva generación con numerosas opciones de personalización con un aspecto externo aun más robusto. Se unen también nuevos colores y estudios de ergonomía para llegar a usuarios de todas las tallas y complexiones física, pues es posible elegir distintos asientos y alturas. Esto conlleva mayor más variedad de modelos respecto a la versión básica, desde la refinada R 1200 GS acabado Experience hasta la R 1200 GS con acabado Ride, para pilotos con aspiraciones off-road.

Esta última por ejemplo dispone de asiento Rallye, parabrisas deportivo, protector del bastidor y del radiador, reposapiés enduro anchos y llantas de radios, así como suspensión deportiva profesional y ruedas con tacos opcionales. 

Alto nivel de ajustes y personalización

ver galeríaBMW R 1200 GS

Funciones innovadoras ofrecidas por la última generación de Dynamic ESA: modo de amortiguación automático y suspensión autonivelada automática que corrige la suspensión según el estado de carga. También disponemos de modos de conducción Pro con DTC, control de arranque en rampas y nuevos modos personalizables Dynamic Pro y Enduro Pro opcionales (de fábrica) y control de tracción, y elegir con el sistema ESA Next Generation el comportamiento de la suspensión. Y el ABS Pro que permite el uso del freno en plena curva. Existe además una amplia gama de nuevos accesorios opcionales, como soporte de protección de cilindros, topcase para dos cascos y piezas protectoras para off-road, así como protectores para el radiador y el bastidor. 

Otras novedades son el modo en el que se ilumina la luz posterior cuando accionamos los frenos, incluso activándose el warning automáticamente, todo ello pensando en la seguridad. Algo que BMW lleva también a la indumentaria necesaria para rodar en moto.

5 votos