BMW G 310 GS: Una ligera trail todo uso con el primer carnet

Paulino Arroyo

5 votos

Una genuina GS de iniciación

ver galeríaBMW G 310 GSBMW G 310 GS

Parece que el efecto GS es contagioso y muchas marcas han seguido la senda, nunca mejor dicho, de las grandes trail viajeras. Pues ahora se abre un nuevo camino… el que ofrece la BMW G 310 GS.

Ante todo se trata de una moto muy compacta pero que cubre un espacio necesario que otras marcas han comprendido que existía, pero con BMW perfectamente identificable con el sello de una genuina GS. Los rasgos son característicos con el guardabarros elevado, pero es lógicamente corta entre ejes lo que asegura ligereza y agilidad en la conducción.

Motor

ver galeríaBMW G 310 GSBMW G 310 GS

Se trata de un monocilíndrico de 310 cc refrigerado por líquido, de cuatro válvulas por cilindro, doble árbol de levas en culata e inyección electrónica, con unas cotas de 80 mm de diámetro y 62,1 mm de carrera. Y como detalle inusual, la culata parece haber sido girada pues la admisión está por delante y el escape aparece por la parte trasera, con el cilindro inclinado hacia atrás. La potencia es de 34 CV a 9.500 rpm y alcanza un par máximo de 28 Nm a 7.500 rpm, y el peso en vacío reducido de solo 169,5 kg.

Parte ciclo

ver galeríaBMW G 310 GSBMW G 310 GS

El bastidor de la nueva G 310 GS es similar a la roadster G 310 R, pues utiliza también un chasis tubular con una sección trasera atornillada que combina la rigidez torsional con la calidad y la solidez. La suspensión delantera se confía a una horquilla invertida y la trasera se basa en un basculante de aluminio con un único amortiguador. La frenada dispone de ABS y, puesto que se trata de una GS es importante que este pueda desconectarse. Para ello es suficiente con pulsar un botón.

La llegada de la G 310 GS a los concesionarios no ha quedado concretada, ni tampoco su precio, pero es un modelo que será bien recibido por los bemeuwistas… 

5 votos